Netanyahu rechaza las expresiones antisemitas en Charlottesville

Post thumbnailManifestantes de derecha e izquierda chocan en Charlottesville Foto: VOA Wikimedia Dominio Público
El primer ministro, Biniamín Netanyahu, mostró su rechazo ante "expresiones de antisemitismo, neonazismo y racismo", tres días después de una marcha neonazi en la ciudad estadounidense de Charlottesville (Virginia), en la que murió una persona y durante la que se exhibieron banderas con esvásticas.

En su cuenta de la red social Twitter, el mandatario aseguró estar "enfadado" por expresiones de este tipo e instó a "todo el mundo" a "oponerse a este odio".

Aunque no hizo mencionó explícitamente la marcha "Unir a la derecha", el comentario de Netanyahu fue interpretado por algunos medios como una condena tardía a la marcha que tuvo lugar el día 12 y en la que una mujer murió cuando un joven embistió su coche contra un grupo de activistas antirracistas.

Las palabras del mandatario llegan un día después de que el propio presidente de Estados Unidos, Donald Trump, condenara al Ku Klux Klan (KKK), los neonazis, los supremacistas blancos y "otros grupos de odio", tras recibir duras críticas por la tibieza con que respondió inicialmente al ataque.

Horas antes, el titular de Educación y principal socio de la coalición de gobierno, Naftalí Bennett, pedía a Trump una "condena inequívoca" contra el "antisemitismo" de las marchas, en las que se vivieron momentos de violencia y fanatismo, sumándose al rechazo y preocupación manifestada por instituciones como la Agencia Judía y Yad Vashem (Museo del Holocausto).

"Banderas nazis en los EE.UU. La Administración estadounidense debe condenar esto inequívocamente", escribió Bennett también en su cuenta de Twitter. EFE