Netanyahu apoya un recorte gradual de la financiación de EEUU a la UNRWA

Post thumbnailSede de la UNRWA en Jeursalén oriental Foto: Rusticus80 Wikimedia Flickr CC BY-SA 2.0
El primer ministro, Biniamín Netanyahu, está a favor de que Estados Unidos realice recortes graduales en su financiación de la Agencia de la ONU para los Refugiados de Palestina en el Oriente Próximo (UNRWA), dijo un alto cargo gubernamental.

Fuentes gubernamentales que pidieron el anonimato dijeron que Netanyahu "apoya las críticas del presidente (de Estados Unidos, Donald) Trump a la UNRWA y cree que hay que dar pasos prácticos para cambiar la situación en la que el problema de los refugiados palestinos es perpetuado por la UNRWA", publicó el diario Haaretz.

La reacción israelí se ha producido después de que la embajadora de EEUU en Naciones Unidas, Nikki Haley, dijera que Washington recortaría la ayuda a los palestinos si éstos no volvían a la mesa de negociaciones.

El Gobierno de EEUU ha negado en las últimas horas informaciones relativas a que había suspendido su primera aportación del año a UNRWA y señaló que por ahora examinaba la situación, mientras que la Agencia de la ONU para los Refugiados de Palestina dijo no tener noticia de esos eventuales recortes.

El portavoz de esa agencia de la ONU, Chris Gunness, reconoció haber "visto informaciones sobre este asunto, pero el Gobierno estadounidense no nos ha notificado directamente ninguna decisión formal".

También indicó que Estados Unidos ha sido "el mayor donante en los últimos setenta años y continúa siendo un importante socio estratégico en nuestra misión humanitaria".

"Seguiremos trabajando incansablemente para asegurar la puesta en práctica de nuestro mandato, enteramente apoyado por la Asamblea General que describe nuestro trabajo como imprescindible", añadió el portavoz.

Estados Unidos aportó en 2016 a la UNRWA 368 millones de dólares y es, además, el mayor contribuyente económico a los palestinos en general.

La semana pasada Trump amenazó con no realizar pagos futuros a los palestinos porque "no quieren hablar de paz" con Israel.

Funcionarios y académicos israelíes destacan que UNRWA es parte del problema y no la solución en el conflicto árabe-israelí.

Mientras que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) con sus seis mil empleados ha proporcionado desde su creación asistencia a más de 111 millones de refugiados y tiene un mandato específico para ayudar a los refugiados a eliminar su estatus de refugiados integrándose localmente en sus países actuales.

UNWRA con una fantástica burocracia de 30 mil empleados, y un presupuesto de aproximadamente 600 millones de dólares anuales, presta servicios a cinco millones de personas registradas como refugiados palestinos (entre 50 mil y 70 refugiados originales y sus descendientes) eterniza en la práctica el estatus de “refugiado palestino” volviendo insoluble el conflicto. EFE y Aurora