Netanyahu a Bolsonaro: “un primer paso hacia la embajada en Jerusalén”

Post thumbnailJair Bolsonaro y Benjamín Netanyahu Foto: Kobi Gideon GPO
El primer ministro, Benjamín Netanyahu, le dijo al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que espera que la apertura de una oficina de negocios en Jerusalén sea seguida por el traslado de la embajada del país sudamericano a la ciudad santa “cuando llegue el momento” luego que líder brasileño pareciera retractarse de su promesa inicial de cumplir con la controversial decisión.

Bolsonaro precisó que la oficina que abrirá en Jerusalén tendrá carácter comercial, para promover la tecnología y la innovación, como parte de la embajada brasileña en Tel Aviv.
"Nos aproximamos a países que están alineados con nosotros en las tradiciones, la cultura, la democracia, y la fe en Dios. Abriremos en Jerusalén una oficina para promover el comercio, la inversión, la tecnología e innovación", reveló en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro, Benjamín Netanyahu.

Netanyahu agradeció la decisión de esta nueva oficina y consideró que podría ser "el primer paso" para una futura embajada de Brasil en Jerusalén, "la capital de Israel".

Poco antes, ministro interino de Exteriores de Israel, Israel Katz, había anunciado que Brasil abriría una oficina diplomática en Jerusalén, como extensión de la embajada en Tel Aviv.

El ministro Katz realizó el anuncio tras reunirse con su homólogo brasileño, Ernesto Araujo.

Con esto, Brasil se suma a la creciente lista de países que buscan ampliar sus lazos con Israel, pero aún no dan el paso de trasladar sus embajadas desde Tel Aviv a la ciudad santa.

"¡Obrigado (gracias) por abrir una oficina diplomática en Jerusalén! Israel y Brasil son verdaderos amigos con valores comunes y reforzaremos la cooperación entre nuestros dos países", expresó Katz.

La oficina en Jerusalén “promoverá el comercio, las inversiones, la tecnología y la innovación como parte de su embajada en Israel”, puntualizó el Ministerio de Exteriores brasileño.

Bolsonaro aseguró reiteradamente que trasladaría la embajada de su país a Jerusalén.

"Como prometí durante la campaña, tenemos la intención de trasladar la embajada brasileña de Tel Aviv a Jerusalén. Israel es un país soberano y los respetamos", apuntó Bolsonaro cuatro días después de ganar las elecciones presidenciales en 2018.

El jueves, afirmó, en cambio, que podría anunciar la apertura de una "oficina de negocios" en Jerusalén durante su visita a Israel.

El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Ernesto Araujo, aseveró a principios de este mes que su gobierno está "todavía estudiando" el plan del traslado de la embajada.

La oposición de parte del Ejecutivo de Bolsonaro a este movimiento, por las relaciones comerciales que mantiene con los países árabes en venta de carne halal (permitida para consumo por la ley islámica), habría rebajado finalmente la promesa a una oficina de negocios.

La consonancia entre los dos mandatarios fue constante y la intención de acercar más a los estados se concretó en la firma de seis acuerdos bilaterales en el campo de la defensa, la aviación, ciencia y la tecnología, seguridad pública, cibernética y salud.

"Estamos en los albores de una gran era en nuestras relaciones: Brasil, que es una de las mayores potencias del mundo, e Israel, que es un país antiguo, pero una nueva potencia tecnológica importante", destacó Netanyahu tras una reunión de trabajo con Bolsonaro y su amplia comitiva.

La delegación del presidente incluye a los ministros de Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo, de Minas y Energía, Bento Costa Lima, así como a Marco Pontes, que ostenta la cartera de Ciencia y Tecnología, y Augusto Heleno Ribeiro, que encabeza el Ministerio de Seguridad Institucional.

Bolsonaro recordó en más de una ocasión su viaje a Israel en 2016, cuando todavía no era presidente y fue bautizado en el río Jordán, y sus declaraciones tuvieron un marcado carácter religioso.

"Llegué aquí como si hubiera llegado a casa", remarcó, y definió la visita como una "boda (entre dos países)" que van a traer muchos beneficios a "sus pueblos".

Netanyahu aludió a su visita de enero a Brasilia para la toma de posesión de Bolsonaro, cuando abrieron "un nuevo camino en la relación": "Y después de solo tres meses llega tu primera visita a Israel para llevar nuestras relaciones a una nueva fase", celebró.

"Quiero que sepa que tiene aquí un pueblo que ama a Brasil y un país que quiere una cooperación muy estrecha con Brasil bajo su dirección", remarcó el jefe de Gobierno israelí.

En un gesto especial, Netanyahu recibió personalmente a Bolsonaro en el Aeropuerto Internacional Ben Gurión, cerca de Tel Aviv, y ofreció a la noche una cena en su honor en su residencia.

El presidente brasileño no tiene agenda con la Autoridad Palestina. Aurora y EFE