“Nabucco” regresa a Jerusalén - Gran producción en la Piscina del Sultán

Post thumbnail
Tras 2600 años de ausencia Nabucodonosor, rey de Babilonia, regresará a Jerusalén, esta vez en una espectacular producción de la ópera israelí que presenta a “Nabucco” de Giuseppe Verdi en el espacioso anfiteatro Piscina del Sultán (Braiht Hasultan) en el que se instala un escenario enorme, un gran telón de fondo y contará con más de 150 participantes.

Bertman es Abigail


La ópera “Nabucco”, también conocida como “La ópera judía” de Giuseppe Verdi, trata de la destrucción del Primer Templo, desde la ciudad de Jerusalén, y no hay un lugar mejor que la Piscina del Sultán y la capital para esta muy emocionante ópera, que se considera una de las óperas más populares de todo el mundo. Esta es la quinta ópera presentada por la Ópera Israelí en la Piscina Del Sultán y se espera que más de 4,000 personas lleguen y vean la enorme producción planeada para este año. El 20.6.2019 a las 20:00 en Jerusalén.

Ejecutada por la Orquesta Sinfónica de Jerusalén, bajo la batuta de Yuval Zoran y el director dramático es  Gadi Schechter, quien dirigió todas las producciones del parque en los últimos años. Participa el Coro de la Ópera Israelí dirigido por Eithan Schmeisser y un elenco de solistas israelíes e internacionales encabezados por Yonut Pascu en el rol de Nabucco, Ira Bertman en el de Abigail y Simon Lin en el de Zacarías. La escenografía de Niv Manor y el vestuario de Ola Shevachov.  La ópera es cantada en el original italiano con subtítulos en hebreo e inglés.

Recordemos que se cuenta la historia de la destrucción de Jerusalén y el Primer Templo por parte de Nabucodonosor, rey de Babilonia (Nabucco) y sigue la aspiración de los israelitas en el exilio babilónico por regresar a su tierra natal y vivir una vida de libertad. El muy famoso canto del coro de esclavos hebreos en la ópera “Va Pensiero” pronto se convirtió en un símbolo de la aspiración a la libertad nacional. A mediados del siglo XIX, la poesía de los esclavos estuvo relacionada con la lucha de los italianos por la independencia y hasta el día de hoy se la considera el himno no oficial de Italia.

El argumento es la conquista de Jerusalén y el incendio del primer templo construido por el Rey Salomón en 586 AC. Los personajes son Nabucodonosor rey de Babilonia y su hija Fenena que se enamora de un oficial hebreo, Avigail su hermana que también lo ama, descubre un día que es hija natural del rey y que su hermanastra es la que heredará el trono. Hay luchas por el gobierno, y confrontación de religiones. Es interesante agregar que la ópera fue compuesta en un período particularmente difícil de la vida del compositor. Su esposa y dos pequeños hijos habían muerto poco tiempo antes y Verdi había prácticamente decidido no volver a componer. El libreto de Nabucco llegó a sus manos casi de casualidad. La composición emprendida casi a regañadientes dio como resultado una obra que cautivó a toda Italia. Esta ópera fue el primer éxito importante del compositor y con ella se inician los llamados años de galera, en los que compuso a un ritmo frenético 17 óperas en doce años.

Fotos Chiquita Levov