Museo Petaj Tikva: “Vividus” y “Persona Ficta” de Keren Gueller

Post thumbnail“Persona Ficta”
En el Museo de Arte de Petaj Tikva se abrieron nuevas muestras. En el edificio principal se puede visitar la titulada “Vividus” en la que 23 artistas exploran “el principio de la reanimación como una táctica de supervivencia para la obra de arte” como explica el curador Bar Yerushalmi. Agrega “la exposición busca iluminar la colección del museo con una nueva luz y como si fuera un fósil viviente: una forma de vida biológico-cultural que sostiene su pasado y su presente al mismo tiempo. Un tesoro de la vida en el sistema de regulación y preservación de la historia visual humana.”

Curador Yerushalmi


La entrada a la exposición es como una entrada a un organismo ficticio multicelular, donde cada sala sirve como un órgano independiente con un rol distinto, y todos juntos forman una entidad orgánica. Las obras expuestas en la exposición, los componentes básicos del organismo, fueron seleccionados de la colección de arte del museo y reflejan las capas históricas únicas en el ciclo de vida de la colección. Se pude visitar hasta mayo 2020

Keren Gueller y su trabajo


La muestra que más llamó nuestra atención fue “Persona Ficta”, una instalación de Keren Gueller y la curadora es Shlomit Breuer. En el centro de la misma se halla un pequeño murciélago mexicano, que es el verdadero héroe de la exposición y su inspiración. Shlomit dice: “Su cuerpo preservado está perpetuamente inmortalizado y expuesto en el Museo Humano y Ambiental en Petaj Tikva, junto con su currículum fascinante, comenzando con la Operación “Rayos X” y la ficción muestra que algunos de los murciélagos lograron escapar de la instalación experimental llegando a Israel, creando un hábitat único y limitado para ellos en Petaj Tikva”.

“Vividus”


Keren nos cuenta sobre el Proyecto X-Ray que la inspiró. Más conocido como el “Proyecto Bat Bomb”, concebido en los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, por la posibilidad de liberar los murciélagos mexicanos de cola libre, que pesan 14 gramos, y llevaban pequeñas bombas incendiarias en miniatura sobre el Imperio japonés. Su activación se suponía que iba a incendiar las estructuras de papel y madera típicas de la arquitectura japonesa cuando aterrizaran.  La eficacia de la bomba se comprobó cuando un grupo de murciélagos huyeron del laboratorio de pruebas y provocaron múltiples incendios en el área.

Shlomit Breuer


En 1943 el proyecto fue coronado como un éxito y en 1944, se completó el desarrollo de la bomba atómica y a la luz de esa alternativa más eficiente se canceló el Proyecto X-Ray, y el avión inicialmente destinado a transportar los murciélagos se adaptó como vehículo para lanzar bombas atómicas. Keren confiesa que la verdad histórica y la biografía inventada son las materias primas utilizadas por ella para construir una escena escultórica cuyos héroes son los murciélagos suspendidos en una nueva composición de espacio y tiempo. Nos cuenta que los mismos han sido filmados en Buenos Aires.


Keren Gueller es una artista israelí que vive y trabaja en Tel Aviv, se graduó en la Academia Bezalel de Artes y Diseño y de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Crea videos experimentales, esculturas e instalaciones que exploran el comportamiento humano y animal, así como sus alrededores. Ha participado en numerosas exposiciones individuales en Galerías prestigiosas de todo el país, inclusive en el Museo de Israel en Jerusalén, el Museo de Arte Contemporáneo Herzliya, “MoBY” de Bat Iam, y también en el exterior. Recibió varias becas y premios, incluido el Premio Joven Artista del Ministerio de Cultura. Keren es también es profesora activa en arte, educación artística, cine experimental y coordinadora del programa de excelencia en “Hamidrashá”, Facultad de Artes, Beit Berl College