Mueren siete niños por la explosión de minas colocadas por jihadistas en una aldea de Siria

Post thumbnailRuinas en Siria Foto: Voice of America News Wikimedia Dominio Público
Al menos siete menores fallecieron al detonar varias minas que habían sido colocadas por el grupo jihadista Estado Islámico (EI) en una aldea de la provincia de Deir al Zur, en el este de Siria, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG, con sede en Londres pero con una amplia red de colaboradores sobre el terreno, precisó en un comunicado que los menores pertenecían a dos familias diferentes y perecieron por la explosión de minas remanentes del conflicto en la aldea de Deblan, hoy bajo el control del régimen.

Los nuevos decesos elevan a 114 el número de muertos por la detonación de minas y artefactos explosivos improvisados (IED) desde el pasado febrero sólo en tres provincias de la franja centro del país, según datos del Observatorio.

De ellos, 30 eran menores.

Las Fuerzas de Siria Democrática, una coalición de milicias liderada por kurdos, derrotó al Estado Islámico el pasado 23 de marzo al hacerse con el control de su último bastión en la provincia de Deir al Zur.

Los kurdos fueron arrebatando el territorio al Estado Islámico desde que en 2017 conquistaron Al Raqa, la capital de los jihadistas en Siria, hasta provocar la caída del autodenominado califato en marzo.

Pese a que el Estado Islámico ha sido derrotado territorialmente, miles de jihadistas continúan aún actuando en diferentes puntos de la provincia y al otro lado de la frontera, en Irak.

Decenas de miles de miembros de familias de jihadistas se encuentran en campos de refugiados en esa zona del país bajo control kurdo.EFE