Mueren cuatro soldados turcos en Idlib en un bombardeo del régimen sirio

Post thumbnailTanque de combate turco cerca de la frontera con Siria Foto archivo: REUTERS/Stoyan Nenov
Un bombardeo de las fuerzas del régimen de Bashar al Assad, el presidente sirio, contra la provincia rebelde de Idlib en el noroeste del país ha causado la muerte a cuatro soldados turcos, además de herir a otros nueve, informó el Gobierno turco este lunes.

"Como resultado de un denso fuego de artillería, cuatro de nuestros camaradas han caído y nueve han quedado heridos, uno de ellos de gravedad", señala un comunicado del Ministerio de Defensa turco, citado por la agencia Anadolu.

El portavoz de la Presidencia turca, Ibrahim Kalin, atribuyó el bombardeo a las fuerzas de Assad, al expresar en su cuenta en Twitter sus condolencias a los militares "muertos a causa del fuego del régimen".

"Se ha respondido de inmediato a este ataque, contrario a los acuerdos de Idlib. La sangre de nuestros soldados no quedará ahí, los responsables pagarán por ella", agregó el portavoz.

También el comunicado de Defensa subraya que las tropas turcas desplegadas en la región de Idlib "identificaron los objetivos, devolvieron de inmediato un intenso fuego y destruyeron estos objetivos", en referencia a las baterías enemigas.

La presencia militar turca en la región, que data de finales de 2017, había sido coordinada de antemano con el régimen sirio, informando sobre los lugares en los que se despliegan las tropas turcas, agrega la nota de Defensa.

Aunque Turquía no mantiene contacto directo con el Gobierno de Assad, sí lleva tres años negociando con la mediación de Rusia sobre el destino de Idlib, la última provincia siria controlada por milicias islamistas alzadas en armas contra Damasco.

El Ejército turco mantiene 12 puntos de observación en la provincia, y el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha hecho en las últimas semanas reiterados llamamientos a cumplir los acuerdos de Astaná, negociados con Moscú, que prevén una zona de "desescalación" en Idlib, mientras se busque una salida negociada, pero los bombardeos han continuado. EFE