Ministro Deri: “El odio de la congresista Tlaib a Israel es más grande que el amor a su abuela”

Post thumbnailRashida Tlaib Foto: REUTERS/Rebecca Cook
La congresista demócrata estadounidense Rashida Tlaib reveló que no visitará Cisjordania (Judea y Samaria) bajo las “condiciones opresivas” de Israel, tras recibir un permiso humanitario para visitar a su abuela.

Tlaib llenó una solicitud para visita Cisjordania luego que Israel decidiera prohibir su entrada y la de su colega la legisladora Ilhan Omar. Tanto Tlaib como Omar se han manifestado partidarias del movimiento de boicot contra Israel.

La representante Tlaib envió una carta al ministro del Interior, Ariyeh Deri, prometiendo cumplir las exigencias de Israel de “respetar las restricciones y no promover boicots contra Israel” durante su visita.

A la luz de la carta, el ministro Deri resolvió permitir el ingreso de Tlaib a Israel y expresó sus esperanzas de que cumpla sus compromisos.

Pero luego Tlaib dio marcha atrás y dijo que no hará una visita que sacrifique sus creencias y su lucha contra “el racismo la opresión y la injusticia”.

“Cuando gané [las elecciones al  Congreso] eso dio al pueblo palestino la esperanza de que alguien, finalmente dijera la verdad acerca de las condiciones inhumanas”, apuntó Tlaib en un mensaje de Twitter. “No puedo permitir que el Estado de Israel se tome esto a la ligera humillándome y usando mi amor por mi sity [abuela] para doblegarme a sus políticas opresivas y racistas”.

“He decidido que la visita a mi abuela bajo estas condiciones opresivas están en contra de lo que yo creo: la lucha contra el racismo, la opresión y la injusticia”.

En respuesta al súbito cambio de Tlaib, el ministro Deri acusó a la legisladora demócrata de explotar la condición de su abuela para tratar de “abochornar a Israel”.

“La congresista Rashita Talib ahora ha escrito en un mensaje de Twitter que no vendrá a Israel”, destacó Deri. “Anoche, me envió una carta pidiendo que le permitiera visitar a su abuela de 90 años ‘porque esta podría ser la última oportunidad para encontrarme con ella’. Yo lo aprobé por cuestiones humanitarias,  pero resulta que eso era simplemente una  treta para abochornar a Israel. Su odio por Israel supera su amor por su abuela”.

Inicialmente, el Gobierno del primer ministro, Benjamín Netanyahu, había autorizado el ingreso de las congresistas Tlaib y Omar ,que incluía una visita de Tlaib a su abuela en Cisjordania.

Pero Israel cambió de opinión después que el presidente Trump afirmase en un mensaje de Twitter que el permiso para la visita de las dos legisladoras, que son musulmanas, sería considerada una "muestra de debilidad" de parte del Gobierno de Netanyahu.

"Israel mostraría una gran debilidad si permitiera la visita de las representantes Omar y Tlaib. Odian a Israel y a todo el pueblo judío, y no hay nada que pueda decirse o hacerse para que cambien de opinión", señaló Trump en esa red social.

Pocas horas después, Israel anunció que no autorizaba el viaje de Tlaib y Omar.
"La decisión se tomó después de que el ministro Deri se diese cuenta de que se trataba de una actividad de boicot contra Israel y que debía impedir que entrasen, de acuerdo a la Ley Israelí de Entrada", explicó el Ministerio de Interior, que agregó que consideran que las congresistas demócratas usan su visibilidad para "apoyar las organizaciones de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) que llaman a boicotear a Israel".

Tlaib, hija de inmigrantes palestinos, había planificado un viaje a Israel para el próximo fin de semana junto con la también legisladora demócrata Ilhan Omar, una inmigrante somalí. Aurora y EFE