Ministro de Educación israelí afirma que se opone a las terapias de "conversión" para homosexuales

Post thumbnailFoto: REUTERS / Ronen Zvulun
El ministro de Educación de Israel y líder de la Unión de Partidos de Derecha, Rafi Peretz, despertó una notable polémica en los últimos días tras haber afirmado que las terapias de conversión para homosexuales "son posibles".

Este martes, Peretz envió una carta a un grupo de maestros que había reclamado por su postura, afirmando que "se opone contundentemente" a este tipo de tratamientos.

"Sé que las terapias de conversión son algo incorrecto y grave, esta es mi posición inequívoca", escribió Peretz que además enfatizó que nunca pensó "introducir estas terapias en el sistema educativo".

El titular de la cartera de Educación explicó que su intención en la entrevista al decir que era algo posible, era subrayar el derecho que tienen las personas homosexuales de "buscar la ayuda de profesionales de una forma respetuosa".

Peretz también especificó que "entiende que este un tratamiento invasivo que es dañino para la mente humana y que causa a quienes son tratados más sufrimiento que alivio e incluso puede poner las vidas de las personas en peligro y llevarlos a tendencias suicidas".

"El sistema educativo bajo mi dirección pondrá como prioridad una educación inclusiva, para todos los niños de la sociedad israelí en todos sus sectores, diversidad, comunidades y creencias".

El líder de la Unión de Partidos de Derecha también envió una carta al presidente de la Agencia Judía donde aclaraba otras declaraciones en las que afirmaba que los matrimonios entre judíos y no judíos eran un "segundo Holocausto".

"En mis palabras describí lo nervioso que estoy por el futuro del pueblo judío, en especial por el creciente fenómeno de la asimilación entre los judíos de la diáspora, algo que no me deja dormir".

"Debido a mi profunda preocupación por el destino del pueblo judío utilicé la palabra Holocausto, una expresión que viene a expresar la profundidad del dolor y que probablemente no era adecuada. No tuve intención de herir a los judíos de la diáspora", explicó Peretz.

"Como alguien que durante toda la vida ha crecido con el valor de amor a los judíos, es importante para mí aclarar que respeto y valoro a todo el pueblo judío en Israel y la diáspora. En este contexto, estaré contento de cooperar con ustedes para profundizar la educación a la identidad judía", concluyó.