Ministra británica podría ser despedida por sus reuniones en Israel

Post thumbnailPritti Patel Foto: priti4witham
La ministra británica de Cooperación Internacional, Priti Patel, está en el centro de una polémica y su futuro es incierto al revelarse que hizo un viaje no autorizado a Israel mientras estaba de vacaciones.

La ministra ya ha pedido disculpas públicas por unas reuniones no autorizadas con el primer ministro, Biniamín Netanyahu, el pasado agosto, mientras estaba de vacaciones con su familia, sin haberlo comunicado antes a su Gobierno.

La cadena BBC informa de que la salida de Patel del Gobierno de la primera ministra británica, Theresa May, "puede ser inminente", pero que permanece en su puesto porque está de viaje.

Además de con Netanyahu, Patel habría tenido otras dos reuniones no autorizadas con destacadas figuras políticas israelíes y empresarios, en la que no estuvieron funcionarios del Gobierno británico.

Patel, no obstante, estuvo acompañada por Lord Polak, presidente de la organización Amigos Conservadores de Israel.

Tras su regreso de Israel, la ministra pidió al ministerio de Exteriores que considerase apoyar las operaciones humanitarias del Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) en el área de los Altos del Golán, petición que fue rechazada por "inapropiada" porque Gran Bretaña lo considera territorio ocupado, añade la BBC.

El secretario de Estado de Exteriores, Alistair Burt, ha indicado que la primera ministra conservadora ya le ha llamado la atención a Patel por lo ocurrido y le ha recordado sus obligaciones.

Patel, de 45 años y diputada conservadora por la circunscripción de Witham (en el sur de Inglaterra) desde 2010, fue copresidenta de Amigos Conservadores de Israel.

Esta ministra apoyó el "brexit" -la retirada británica de la Unión Europea (UE) en el referéndum de junio de 2016- y fue viceministra de Trabajo antes de asumir la cartera de Cooperación Internacional en julio de 2016, cuando Theresa May sustituyó a David Cameron al frente del Gobierno.

En caso de que Patel se vea obligada a dimitir, como insinúan los medios, este será el segundo ministro que pierde May en pocos días tras la renuncia la semana pasada de Michael Fallon al frente de la cartera de Defensa por un supuesto caso de conducta inapropiada con una periodista. EFE y Aurora.