Milton Cohen-Henriquez: "Queremos que el Museo HispanoJudío sea un motivo de orgullo para Madrid"

Post thumbnailLa cultura hispanojudía cobrará vida en el nuevo museo de Madrid. Foto: Fundación Hispanojudía.
Hace unas semanas tuvimos la grata noticia de enterarnos que Madrid, una de las grandes ciudades europeas, tendrá por primera vez un museo que repase la historia judía en esas tierras.

Miltón Cohen-Henriquez, Director General de la Fundación HispanoJudía, respondió a las preguntas de Aurora para que los lectores puedan saber un poco más los detalles de semejante instrumento para la cultura judía de Madrid.

Las grandes capitales europeas tienen un museo judío. Madrid no lo tenía hasta este momento. ¿Cómo surgió la idea de crear el Museo Judío de Madrid?

El Museo HispanoJudío estaba llamado a contar la historia de amor -con sus luces y sombras- entre el pueblo judío y España, que ha durado por casi tres mil años. Una relación tan intensa que no solo se refleja en parte de la identidad española, sino también para el mundo judío, ya que en este hay tres grandes bloques culturales: los Mizrahim o judíos orientales; los Ashkenazim o judíos centroeuropeos y los Sefaradim o judíos de España. El impacto de España en el mundo judío es pues una historia que merece ser contada y la contribución judía a España y a Iberoamérica, también. El mejor lugar para contarla es un Museo HispanoJudío.

La idea surge de David Hatchwell y se la propone a Alberto Ruiz-Gallardón el día que se aprobó por unanimidad la Ley con la que se devuelve a los Sefarditas la nacionalidad española. Esto como un acto de justicia histórica causado por el decreto de expulsión de 1492.

David era el Presidente de la Comunidad Judía de Madrid y Alberto había sido Presidente de la Comunidad de Madrid, Alcalde de Madrid y el Ministro de Justicia que presentó la Ley. En ese momento ya Alberto Ruíz-Gallardón había pasado a su vida privada.

La ingobernable es el lugar elegido para este proyecto. ¿Por qué fue escogido este emblemático lugar para construir el museo?

Uno de los objetivos del Proyecto es sumar más metros de cultura en Madrid y reafirmar a Madrid como capital de la Hispanidad. Por ello el triángulo del arte es el lugar ideal parar el Museo HispanoJudío. En dicho eje están los principales museos de España y hay varios edificios que pudieran servir para establecer museos. El de Prado 30 es el que se ha escogido con el Ayuntamiento y estamos trabajando en los procesos administrativos para una concesión demanial. Este edificio público está desocupado en este momento y nos permite no solo una buena ubicación cerca de los grandes museos de España, si no que también podemos hacer Tikkún Olam -mejoramiento del mundo- adicional. Este Tikkún Olam lo haremos en contribución con el vecindario, al hacer -dentro del mismo edificio del Museo- un centro cultural para los vecinos sin ningún costo para ellos ni para el ayuntamiento.

¿Cómo recibieron las críticas sobre el lugar?

Nos hubiera gustado que en este proyecto también hubiera unanimidad, como en el caso de la Ley de Justicia Histórica para los Sefarditas, pero hay voces que disienten sobre el uso de este edificio para un destino distinto al que ellos hubieran preferido. Estamos convencidos que el diálogo es un proceso válido y que vamos a encontrar muchos puntos en común que nos ayuden a concretar este proyecto. Como mencioné antes, el Museo HispanoJudío, además de venir a sumar más cultura, a contar la historia de España y la cultura judia, va a tener un Centro Cultural para el vecindario sin costo para el Ayuntamiento ni la Comunidad.

¿Qué ideas tienen para el mismo?

El proyecto busca hacer el mejor museo del mundo para esta temática. Tenemos el apoyo y asesoría de los grandes museos judíos del mundo y también de otros museos no judíos. En adición, hemos contactado a las grandes empresas de sistemas museísticos para dotar al nuestro, no solo de una colección singular, sino también de tecnología punta en la actividad museística.

Queremos que el que pase por las exhibiciones del Museo HispanoJudío viva una experiencia transformadora que desee compartir con sus seres queridos. Deseamos que tanto el edificio como su contenido enaltezcan a España, a Madrid y a su herencia judía, queremos que la combinación de lo clásico y lo moderno; de las piezas históricas y los elementos tecnológicos; del pasado y el futuro se conviertan en un hermoso presente para Madrid.

¿Qué diferencias tendrá con el Centro de Toledo? ¿Trabajarán en conjunto?

 El Museo HispanoJudío será un gran promotor de las visitas a otros museos -judíos y no judíos- de Madrid y de toda España. Deseamos concretar acuerdos con todos los museos y centros de visitantes de la Red de Juderías para que podamos exhibir alguna pieza de su colección, rodeada de referencias a su ciudad de origen y a lo que se puede visitar en ella, de forma que se estimule el interés en visitarlas. Queremos a este respecto que el visitante a nuestro Museo HispanoJudío de Madrid salga tan entusiasmado que, si no lo ha hecho ya, desee trasladarse a Toledo y a las demás ciudades de la Red de Juderías a ver, de primera mano, el rescate de su herencia sefardita. Buscamos siempre que haya una relación de sinergia, no solo entre museos sino para Madrid y para España en su conjunto.

¿Qué expectativas tienen? ¿Cuándo estará listo?

Buscamos que el MHJ sea un espacio de educación, de integracion y diversidad; que sea un espacio en donde se refleje la rica historia España y la cultura Judía Sefardita.

Desde el principio los patronos fundadores supieron que este proyecto de amor a España y a su herencia judía, tomaría muchos años en gestarse y en dar sus frutos. Luego de cuatro años ya estamos en la etapa en la que contamos con los patronos, los donativos, los apoyos técnicos y el posible inmueble para hacer realidad el proyecto del Museo HispanoJudío de Madrid. Desde este momento hasta la inauguración pueden pasar todavía unos tres años.

Ahora mismo queremos cumplir con todos los requisitos y procedimientos del proceso de concesión demanial, queremos conversar con todos los que serán tocados por este Museo, corregir percepciones equivocadas y compartir juntos un sueño posible y necesario. La Fundación HispanoJudía se creó para promover el entendimiento y la tolerancia entre personas que no tienen los mismos antecedentes, conceptos religiosos o culturales, pero que juntas, construyen un mosaico precioso, como España lo ha sabido hacer a lo largo de su milenaria historia.

Queremos que el Museo HispanoJudío sea un motivo de orgullo para Madrid, tanto por su contenido como por su valor urbanístico, queremos ser buenos vecinos del Barrio de las Letras y queremos ser una faceta más de la buena imagen de España.