Miles de personas protestan en Ashdod contra la coerción religiosa

Post thumbnail
Más de dos mil personas se reunieron en la plaza de la municipalidad el fin de semana próximo pasado para protestar contra el cierre de los negocios que operan en shabat (sábados), alegando que los jaredíes (ultra ortodoxos) presionaron al intendente con amenazas electorales.

Los residentes de Ashdod se manifestaron con carteles en “contra la coacción religiosa” y de la política de aplicación cada vez más estricta hacia las empresas que abren los días sábados en la ciudad.

Por la mañana del mismo día cientos de personas protestaron en el centro comercial “Big Fashion”, donde los inspectores municipales emiten permanentemente multas por la apertura de los comercios.

Más de 7.000 residentes de la ciudad firmaron en contra de los procedimientos municipales y del cierre comercial los días sábados, alegando que Ashdod es una ciudad de amplio criterio, de múltiples etnias y diferentes tendencias religiosas. Los protestantes también se expresaron en contra de los jaredíes que no participan del servicio militar invocando que el resto de la población lo hace regular y ampliamente.

Más de 100 vehículos se manifestaron por las calles de Ashdod reuniéndose en la playa Lido, portando globos negros y carteles dirigidos al intendente de la ciudad, para recordarle la negación de la población en contra del cierre de los comercios los días sábado.

En las últimas semanas, antes de la aprobación de la ley de los supermercados en la Knéset (Parlamento), la municipalidad presionada por elementos ultra ortodoxos, decidió incrementar la aplicación de las sanciones.

Todas las semanas, por orden del intendente Yechiel Lasry, los inspectores de la ciudad distribuyen citaciones en los centros comerciales locales. En los últimos años, la aplicación fue esporádica y desorganizada. Sin embargo, la política de la ciudad cambió recientemente y se estima que fue presionada por los residentes jaredíes, que constituyen la cuarta parte de la población de la ciudad.

Los manifestantes exigen que el intendente cese la aplicación del incremento de las sanciones. Instan a todos los ciudadanos seculares a concurrir a las votaciones en el momento de la elección a Intendente para alzar la voz en contra de los sucesos actuales en la ciudad.