“Memento”  último baile en Auschwitz de Franceska Mann

Post thumbnailNadya en ensayos de “Memento”
La compañía de Ballet de Jerusalén dirigida por Nadya Timofeyeva pone en escena en estos días la pieza “Memento”, una creación dedicada a la memoria de la bailarina judía Franceska Mann, quien fue asesinada en Auschwitz. A través de una serie de imágenes, Nadya logra contar la historia de la fascinante vida de esta bailarina polaca, desde sus primeros días en el escenario, viviendo en la vibrante Varsovia con la familia Mann, la invasión nazi, la vida en el gueto hasta la muerte de la heroína en el campo de exterminio.

Franceska Mann


Sobre esta creación nos informan que es una pieza emocionante de la coreógrafa Timofeyeva quien a través de una historia desconocida conecta esa guerra con el mundo de la danza. A través del baile, se revela la imagen de una bailarina especial, su vida y muerte. Se podrá ver el 1.9 en Tel Aviv y el 7.9 en Jerusalén.

En el espectáculo participan 12 bailarines de la compañía que participaron en las obras anteriores y recibieron con mucha justicia críticas muy entusiastas de críticos especializados y también del público de todo el país. En esta oportunidad Nadya invitó a Adam Greenfeld, un discapacitado de las FDI en silla de ruedas, a encarnar el personaje del padre de la heroína. La banda sonora del espectáculo consta de una serie de obras que incluyen el trabajo de Maurice Ravel, “Yellow Stars”,

Franceska Mann nació en Varsovia en 1917 en una familia judía, comenzó a mostrar interés por el baile a una edad temprana y estudió con los mejores maestros de Polonia, siendo una enérgica, ambiciosa y trabajadora, llegó a ser considerada una de las bailarinas de ballet más bellas y prometedoras de su generación, tanto en el repertorio clásico como en el moderno. Bailó con éxito hasta que se lo permitieron y lo hizo nuevamente después de ser transferida al gueto de Varsovia. El 23 de octubre de 1943, fue asesinada a tiros en el campo de exterminio de Auschwitz.

Sobre esta Compañía de Ballet, se ha consolidado como un importante mosaico cultural de Jerusalén, un cuerpo joven y de alta calidad en el campo de la danza clásica, neoclásica y de gestión artística contemporánea de Nadya Timofeyeva, que la fundó en 2008, bajo la dirección de Marina Ne'eman, directora de la compañía y de la Escuela de Ballet de Jerusalén, fundada en el 2004 por la legendaria bailarina del Teatro Bolshoi Nina Timofeyeva, madre de Nadya. Este Ballet ha presentado varios shows en programas variados y ricos, con numerosos estrenos que participaron en varios festivales y en varias salas del país.