May transmite a Trump su desacuerdo con la decisión sobre Jerusalén

Post thumbnailDonald Trump y Theresa May Foto: Casa Blanca Shealah Craighead Wikimedia Dominio Público
La primera ministra británica, Theresa May, trasladó su desacuerdo al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con la decisión de Washington de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel, en una conversación telefónica.

La llamada entre ambos líderes, de la que informó un portavoz oficial, es la primera desde la polémica creada hace dos semanas por Trump, quien compartió en su cuenta de Twitter vídeos sobre la violencia jihadista, considerados antiislamistas, y publicados por un partido ultraderechista británico en la popular red social.

May dijo entonces que Trump actuó de forma incorrecta y aunque rechazó cancelar una invitación para que efectúe una visita de Estado al Reino Unido, para la que todavía no se ha fijado una fecha, recalcó que hablaría con él sobre ese asunto.

La conversación tuvo lugar trece días después de aquel incidente diplomático, pero el portavoz de la "premier" explicó que el retraso se ha debido simplemente a "una cuestión de calendario".

La fuente también adelantó que May tenía previsto trasladar a Trump la posición de su Gobierno respecto al asunto de la capital de Israel, con el que Washington quiere trasladar desde Tel Aviv a Jerusalén su misión diplomática.

"La primera ministra ha dicho muchas veces que tenemos una relación sólida con Estados Unidos, cooperamos estrechamente en temas importantes, como el terrorismo, y confiamos en que así siga siendo", señaló el portavoz.

May manifestó su desacuerdo con el reconocimiento de Jerusalén como capital del Estado de Israel, al tiempo que recalcó que mantiene Tel Aviv como base para su embajada y que "no tiene planes de trasladarla".

El Gobierno británico también respaldó, junto a otros trece miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, un proyecto de resolución que rechazaba la decisión adoptada por Trump, el cual no prosperó por el veto de Estados Unidos. EFE y Aurora