Masivo ataque israelí en Siria: “Hay muertos iraníes”

Post thumbnailAvión F-35 Foto: Fuerza Aérea de Israel
Una fuente de seguridad le dijo a la televisión estatal israelí Kan que la Fuerza Aérea atacó anoche una veintena de blancos, entre ellos un edificio de defensa en el aeropuerto de Damasco, que operaba como centro de comando de la Fuerza Quds iraní y que hay bajas fatales entre los iraníes.

La Fuerza Quds, es la unidad de elite del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica para las operaciones militares de Irán en el exterior.

La fuente añadió que seis baterías de misiles tierra-tierra fueron impactadas en el ataque. “Además atacamos con helicópteros de combate blancos tácticos en el frente de los Altos del Golán”.

“Me preguntaron esta mañana, por qué respondimos de esta manera a pesar de que ningún cohete iraní hizo impacto en las Alturas del Golán. Pienso que ese es el asunto, hemos cambiado la ecuación, cambiamos las reglas. Veo el acostumbramiento que atravesamos en el sur, y decidimos cambiar la ecuación, y también a los disparos casi insignificantes, responderemos fuertemente por la simple razón de que Irán lanzó cohetes contra el Estado de Israel, ayer por la mañana. Es algo delirante”.

La fuente incluso insinuó que los ataques podrían extenderse al propio Irán: "A cierto nivel aún no hemos golpeado la cabeza del pulpo, que es Teherán, pero se puede ver durante la movida de la mano al brazo la dirección hacia el pulpo iraní". La fuente incluso afirmó que hubo bajas mortales entre las fuerzas iraníes: "Hemos hecho la movida observando con gran atención la situación interna en Irán. En mi opinión, esos son los eventos más graves desde la revolución. El número de muertes, a pesar de la incertidumbre, es de un volumen muy importante".

La fuente también agregó que las FDI se están preparando para la posibilidad de una respuesta iraní: "Nos estamos preparando con un refuerzo defensivo muy serio. También hemos preparado una respuesta a la respuesta. La motivación de ellos es muy alta, incluso antes del incidente, por lo que es precisamente en la acción donde está la opción para detenerlos. Lo sabremos en las próximas horas y días".

Entre tanto, el flamante ministro de Defensa, Naftalí Bennett, manifestó sobre el ataque de la Fuerza Aérea esta madrugada en Siria que el mensaje a los líderes de Irán es que ya no tienen inmunidad. "Las reglas han cambiado: cualquiera que dispare al Estado de Israel durante el día no dormirá por la noche. Donde sea que envíe sus brazos el pulpo, se los cortaremos", aseguró.

El portavoz militar, general de brigada Yiday (Hadi) Zilberman, expresó que el ataque se focalizó en varias estructuras, algunas de las milicias chiís y otras de la Fuerza Quds. Actuamos contra dos factores. El anfitrión: Siria y el huésped: la Fuerza Quds en su variedad de milicias”.

Zilberman se negó a comentar sobre los informes de los medios sirios sobre muertes y objetivos civiles atacados: "No me referiré a publicaciones extranjeras, simplemente diciendo que nosotros, como ejército, no permitiremos que los iraníes establezcan su base en Siria". En cuanto a si hubo consideraciones políticas detrás de la elección del momento, su  respuesta fue: "Categóricamente: solamente consideraciones operativas".

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) dijeron que coordinaron la campaña aérea con Rusia a través del mecanismo que ambos países han establecido para evitar un conflicto debido a la importante presencia de tropas rusas en Siria.

Zilberman precisó que los blancos atacados estaban dentro de un radio de 80 kilómetros de la frontera con Israel y se focalizaron en los alrededores de Damasco y el lado sirio de las Alturas del Golán.

“He dejado en claro que cualquiera que nos ataque, será atacado. Eso es lo que hicimos anoche contra objetivos militares de la Fuerza Quds iraní y blancos militares sirios”, recalcó el primer ministro, Benjamín Netanyahu.

“Nos estamos preparando para defensa y ataque, y responderemos a cualquier intento de responder”, subrayó Zilberman.

“Estamos preparados para tres escenarios: ninguna respuesta, una respuesta menor, y una respuesta más significativa”, aseveró el vocero castrense.