El régimen de Maduro denuncia supuesto involucramiento de “agentes israelíes” en plan para derrocarlo y asesinarlo

Post thumbnailFoto: REUTERS / Ivan Alvarado

El gobierno de Venezuela denunció que sus servicios de inteligencia frustraron un supuesto intento de golpe de estado y asesinato contra Nicolás Maduro .


El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, dijo que el plan estaba financiado y respaldado por líderes de varios gobiernos, encabezados por el presidente de Colombia, Iván Duque, y el presidente chileno Sebastián Piñera.

Según las declaraciones de Rodríguez, el golpe de estado incluía el bombardeo del palacio de gobierno y la toma de la base aérea Francisco de Miranda en Caracas para luego investir como presidente a Raúl Baduel, general venezolano que se encuentra detenido en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN).

Rodríguez también sostuvo que parte del plan era "traer cien efectivos israelíes que se encargarían de asesinar al presidente Maduro, a la primera combatiente Cilia Flores y al presidente de la Asamblea Nacional Constituyente Diosdado Cabello".

El ministro de Comunicación afirmó que las autoridades cuentan con más de 50 horas de videos que son una "plena prueba" del supuesto  intento golpista. Rodríguez aseguró que los videos fueron grabados por oficiales venezolanos que "desarrollaron una operación de inteligencia que permitió develar todos los detalles".



Maduro se refirió también al supuesto complot diciendo que “hemos develado, desmantelado y capturado a una banda de terroristas que pretendía un golpe de Estado contra la sociedad y la democracia venezolana. Están capturados”.

Maduro acusó directamente al gobierno colombiano de querer asesinarlo: “Es evidente la complicidad y la participación de Iván Duque y del gobierno de Colombia en este intento fascista para asesinarme. Desde Colombia se conspira y no lo vamos a tolerar”.

El régimen de Maduro habría ya detenido a seis personas involucradas y decomisado 140.000 cartuchos de ametralladoras.

Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por EEUU, Israel y más de 50 países, dijo que el supuesto golpe de estado es solo una "nueva novela del régimen" y añadió que seguirá haciendo un llamado a las fuerzas militares en Venezuela para que "se pongan del lado de la Constitución".