Los terroristas presos de Hamás en las cárceles israelíes ponen fin a la huelga de hambre

Post thumbnailPrision Kziot Foto: Yosi Harishon I Wikimedia CC BY-SA 3.0
Los terroristas palestinos detenidos, llamados también “presos de seguridad”, dijeron que sus cabecillas llegaron a un acuerdo con la dirección del Servicio Penitenciario de Israel, de modo tal que levantaron su huelga de hambre, señala un reporte de la radiodifusora estatal Kan.

Según un informe, el pacto responde a las demandas de los reclusos por las que comenzaron la medida de fuerza.

En Israel, aclararon que según el acuerdo alcanzado con los reclusos del grupo terrorista islámico Hamás, el Servicio Penitenciario colocará teléfonos públicos en los pabellones de los presos de seguridad (igual que los que tienen los presos comunes), y éstos podrán comunicarse con sus familiares en el tiempo asignado. Sin embargo, los dispositivos electrónicos que bloquean las señales de los teléfonos celulares permanecerán en las instalaciones carcelarias. El resto de las demandas: el regreso de las visitas de familiares desde la Franja de Gaza, la cancelación de sanciones y reducción de multas a los presos de Hamás que participaron en el amotinamiento, fueron rechazadas.

El Servicio de Seguridad General (Shabak), el organismo de inteligencia interna de Israel, apoyó e incluso estuvo involucrado en el arreglo. Las escuchas no eran fáciles de aplicar a los teléfonos celulares, que fueron ingresados clandestinamente en los pabellones, debido a la dificultad de identificar las tarjetas inteligentes SIM, desde donde salían las conversaciones. En cambio, los teléfonos públicos serán dispuestos bajo la escucha de las fuerzas de seguridad.