Los socios de Netanyahu tratan de evitar elecciones anticipadas

Post thumbnailNaftalí Bennett y Biniamín Netanyahu Foto: GPO Haim Zach
La coalición de gobierno trata de evitar unas elecciones anticipadas y el Ministerio de Justicia ordenó posponer el debate de una ley para facilitar la exención de ultraortodoxos del servicio militar que originó la crisis en el Ejecutivo que lidera Biniamín Netanyahu.

"El país entero está siendo arrastrado a elecciones por la amenaza personal (del primer ministro, acosado por varios casos de corrupción y que podría ser imputado)", dijo Naftali Bennett, ministro de Educación y líder del partido de la coalición Habait Haiehudí (Hogar Judío), a la radio del Ejército (Galei Tzáhal).

Bennett asegura que el enfrentamiento sobre el proyecto de ley que los partidos ultraortodoxos quieren aprobar para eximir a sus miembros del reclutamiento militar es solo una excusa para provocar un adelanto de las elecciones.

El ministro de Educación, uno de los socios clave del Ejecutivo, señaló también que considerará postularse al puesto de jefe del Gobierno, abandonar la coalición y enfrentarse abiertamente a Netanyahu si este "fuerza las elecciones por motivos personales".

Netanyahu aseguró la semana pasada que no desea elecciones adelantadas, pero advirtió de que las habrá si los miembros de la coalición no se ponen de acuerdo sobre asuntos legislativos y evitan disputas durante el próximo año y medio, término natural de la legislatura.

Las exigencias de los grupos ultraortodoxos representados en el gobierno para exonerar del servicio militar a los miembros de su comunidad, que dedican su vida al estudio de la Torá, chocan de frente con el ministro de Defensa, Avigdor Liberman, que aseguró este fin de semana que "el ultimátum de los partidos ultraortodoxos" es una "extorsión".

Los ultraortodoxos afirman que rechazarán los presupuestos de 2019 si no se aprueba la exención militar, y el ministro de Finanzas, Moshe Kachlón, por su parte, asegura que dimitiría si el presupuesto no es aprobado esta semana.

La ministra de Justicia, Ayelet Shaked (Hogar Judío), en un intento por dar a los partidos enfrentados más tiempo para resolver sus diferencias, ordenó posponer a mañana la reunión del Comité ministerial legislativo en el que se iba a debatir el proyecto de ley.

"Todos los partidos de la coalición quieren llegar a una solución" que no implique adelantar las elecciones, dijo Shaked a la radio del Ejército.

"Pero si Netanyahu exige elecciones, éstas no se celebrarán hasta final de año", añadió la ministra, señalando que los partidos no aceptarán una campaña de tres meses, como según los medios interesa al primer ministro, cuyo partido sigue el primero en intención de voto, pese a los escándalos de corrupción.

Analistas aseguran que Netanyahu querría celebrar elecciones en julio, con el fin de que estos tengan lugar antes de que la Fiscalía decida si le imputa en dos casos de corrupción, tal como ha recomendado la Policía, que investiga además otros casos en los que se le involucra. EFE y Aurora