"Los seguidores de Hitler no tienen cabida en Polonia", dice su presidente

Post thumbnailAndrzej Duda y su esposa Agata junto a Biniamín Netnayahu y su esposa Sara Foto: Kobi Gideon GPO
El presidente de Polonia, Andrzej Duda, dijo que "los seguidores de Hitler no tienen cabida en la sociedad polaca", tras un reportaje televisivo sobre el culto al nazismo en este país, donde ya ha habido detenciones de seguidores de Hitler.

"No podemos permitir que tales organizaciones existan" en Polonia, declaró Duda a la radio pública al recordar que Adolf Hitler "fue el responsable de la destrucción de Polonia y de otras naciones, sobre todo la nación judía".

La emisión el pasado fin de semana de un reportaje en el que dos periodistas infiltrados graban con cámara oculta la celebración del 128 aniversario del nacimiento del "Führer" ha provocado que la fiscalía investigue las actividades de grupos neonazis.

Hasta el momento ya han sido detenidas cinco personas vinculadas al grupo de ultraderecha Orgullo y Modernidad, cuyos miembros celebraron el cumpleaños de Hitler en un bosque, entre esvásticas en llamas y pendones nazis, según muestra el reportaje.

Esta secta es la misma que el pasado noviembre mostró fotografías de eurodiputados polacos de la oposición en la horca durante una manifestación nacionalista en Katowice (sur de Polonia).

La oposición ve en el reportaje el auge de las ideologías extremistas en la sociedad polaca durante los últimos años y denuncia al Gobierno por no atajar a los grupos radicales, que participan sin restricciones en la manifestación que cada 11 de noviembre conmemora en Varsovia la independencia de Polonia.

El extremismo también está muy presente en las hinchadas de los equipos de fútbol, donde son frecuentes los símbolos nacionalistas y xenófobos. EFE