Los palestinos reclaman a Chile por la presencia del embajador israelí en el Monte de los Olivos

Post thumbnailFoto: REUTERS / Mohamad Torokman
La visita del presidente chileno, Sebastián Piñera, sigue despertando polémicas frente a israelíes y palestinos.

Primero fue Israel quien se quejó frente al gobierno chileno por la presencia de funcionarios palestinos en la visita de Piñera al Monte del Templo.

Ahora, el Secretario General de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, reclama al gobierno chileno la presencia del embajador de Israel en Chile, Eldad Hayet, durante la visita de Piñera al Monte de los Olivos.

En la misiva, enviada por Erekat al embajador chileno Ricardo Alen, protestan que Hayet haya estado presente durante las visitas de Piñera a lo que la OLP considera "territorio palestino ocupado", incluyendo la Ciudad Vieja de Jerusalén y el Monte de los Olivos.

Erekat se refiere en específico a una foto en la que aparecen el embajador de Israel en Chile y el presidente Piñera en el Monte de los Olivos.

El Secretario General de la OLP argumenta que "si bien reconocemos que esta no fue una decisión política por parte de Chile, proyecta falsamente el reconocimiento chileno a las acciones ilegales de Israel y por lo tanto es completamente inaceptable".

"Las acciones del embajador israelí son una violación de los códigos básicos de ética y relaciones diplomáticas, al intentar mostrar falsamente el reconocimiento chileno a la anexión ilegal israelí de Jerusalén Oriental", continuó.

En la carta, el veterano funcionario palestino hace también referencia a la presencia del funcionario palestino en el Monte del Templo que despertó la polémica con Israel.

En primer lugar, Erekat plantea que la queja de Israel tenía como objetivo hacer que Chile reconociera la soberanía israelí en Jerusalén Oriental.

La carta de Erekat sugiere que los chilenos sabían de antemano sobre la presencia de Fadi al Hidmi, ministro palestino de Asuntos de Jerusalén.

"La delegación chilena sabía muy bien que, de acuerdo al acuerdo de Status Quo, las visitas de alto nivel al complejo de la mezquita de al-Aqsa son acompañadas por un representante del gobierno civil", argumenta Erekat que cita ejemplos del pasado como la visita del Papa Francisco.

En sus disculpas al presidente israelí Rivlin, Piñera había argumentado que los funcionarios palestinos no fueron invitados por el gobierno chileno sino que aparecieron en el lugar.

Anteriormente, el ministro de Relaciones Exteriores, Israel Katz, pidió transmitir una reprimenda oficial al embajador de Chile en Israel y enfatizó que la acción del gobierno chileno iba "en contra del protocolo y lo acordado previamente", además de considerarla una infracción a la soberanía israelí en el Monte del Templo.

La visita del presidente chileno concluye este jueves tras su encuentro con el presidente palestino Mahmoud Abbas en Ramallah. Luego seguirá su viaje hacia Japón donde participará en la cumbre del G20.