Los habitantes de las comunidades israelíes fronterizas con Gaza cortan las calles de Tel Aviv

Post thumbnailOficiales inspecionan una casa dañada por un cohete durante la escalada Foto: Policía de Israel
Miles de habitantes del sur y de las áreas fronterizas con la Franja de Gaza manifiestan en la “Kiría” el complejo de oficinas gubernamentales en Tel Aviv y bloquean el cruce Azrieli, conformado por las avenidas Kaplan y Begin, en protesta por el cese del fuego.
Los residentes del sur gritan: “Bibi (Netanyahu) despierta, el sur está ardiendo”, “Déjennos crecer en paz” y de vez en cuando encienden una grabación de las alarmas antiaéreas, simulando la inminente caída de un cohete, y se tiran al suelo.
La policía alerta que los manifestantes están bloqueando no solamente las avenidas Begin y Kaplan, sino también la Autopista Ayalon de norte a sur.
Una de las manifestantes decía: “Estamos cansados de ser el chaleco antibalas del país”. Una residente de Herzlía, en el centro del país, que tiene familiares en Nir Itzhak, en la frontera con Gaza, comentó. “Me duele y siento que tengo que hacer algo. Quería gritar. Esta manifestación es el lugar adecuado y espero que vean al hombre común. En los últimos 17 años no vimos ningún avance”.
Dvir, de 18 años, de Netivot, expresó: “Vine a protestar por una paz de larga duración en el Negev. Estoy ahora en el instituto pre-militar (cadetes) y hay quienes toman esto muy mal, con traumas. Intentamos atravesarlo juntos. No se lo deseo a ningún niño. Nací en esta realidad”. Verónica Neyman, del moshav Sde Abraham en el Consejo Regional Eshkol, comentó: “Hace 17 años que estamos siendo atacados por misiles, y hay niños de 17 años que no conocen otra realidad. Espero que el Gobierno nos defienda. Que le pongan fin a esto. Político o militar. Nos abandonaron y Hamás se ríe de nosotros”.
Los organizadores de la marcha dijeron que esperan la participación de tres mil personas. La policía anunció sobre los embotellamientos y recomendó al público evitar la zona. Mientras tanto, el primer ministro, Benjamín Netanyahu, se disponía a reunirse con los jefes de los Consejos Regionales en la frontera con Gaza y debatir sobre el cese del fuego, en una reunión en la que participa el ministro de Defensa, el ministro del Interior, el jefe del Estado Mayor y el jefe del Comando Sur.
El movimiento de los Kibutzim, que cuenta con numerosas aldeas colectivas en la zona, anunció en respuesta al encuentro del primer ministro con los jefes comunales. “No los invistes a tu Oficina. Ve hacia ellos. Reúnete con ellos en sus casas. Escucha sus gritos y sus angustias. No tienes nada que temer. Ellos tienen cuartos blindados (refugios) y no hay motivos para esconderse. Ellos te van dar hospitalidad con el respeto que se requiere. Señor primer ministro, venga a la frontera con Gaza, a las comunidades cercanas a la valla [fronteriza] y míranos a los ojos”.
https://twitter.com/kann_news/status/1063115156388044803