Los candidatos del Likud firman una declaración prometiendo no reemplazar a Netanyahu

Post thumbnailBenjamín Netanyahu Foto: Kneset
Todos los candidatos del Likud firmaron una declaración prometiendo lealtad al primer ministro, Benjamín Netanyahu, como único líder del partido y aspirante a dirigir el próximo gobierno.

La iniciativa fue promovida por el presidente del partido, David Bitan, luego que el partido nacionalista secular Israel Beitenu (Israel Nuestro Hogar) del diputado Avigdor Liberman, exigiera que los miembros del Likud nombren a un reemplazo de Netanyahu en caso de que otra vez fracase y no logre formar la coalición del gobierno, tras las elecciones previstas para septiembre.

Liberman promueve la formación de un gobierno de unidad después de los comicios generales. Y expresó recientemente que si Netanyahu y el partido Azul y Blanco (Kajol Labán) rechazan la conformación de un coalición de unidad nacional, se dirigirá a los diputados del Likud y les pedirá que elijan a alguien que acuerde con un gobierno de ese tipo.

Las encuestas indican que los dos bloques antagónicos de derecha e izquierda están prácticamente empatados -o mantienen una pequeña diferencia- y no pueden formar gobierno sin el clave apoyo del partido de Liberman.

Liberman incluso ha dejado flotando en el aire el nombre del presidente del Parlamento (Knéset), Yuli Edelstein, como un posible candidato para reemplazar a Netanyahu. Se trata de una idea que Edelstein rechazó.

Mientras tanto, Netanyahu continúa insistiendo que hay una conspiración en su contra dentro de su partido, que estaría dirigida por Liberman y Yair Lapid, el segundo al mando de la alianza Azul y Blanco.

“¿Cuál es la trama sombría? Lapid, Liberman, y algunos otros, tienen un plan sombrío. No me sorprendería que también estén algunos de nosotros desde la derecha”, añadió el primer ministro. "¿Cuál es el plan? Quieren cumplir su ambición de ser primeros ministros, pero tienen un problema porque el público está eligiendo al Likud".

Lapid respondió en tono de burla en un mensaje de Twitter: “El hecho de que eres paranoico no significa que no te estemos persiguiendo”.

Mientras que Liberman insinuó que el mandatario está perdiendo el equilibrio. "Las ficciones, acusaciones y delirios de Netanyahu son indicativos de histeria, no de resistencia frente a la presión, y pérdida de autocontrol", apuntó en su página de Facebook.

"La vergonzosa firma de los diputados de la Knéset (Parlamento) de la declaración de lealtad al estilo Corea del Norte indica la total desconfianza de Netanyahu hacia los miembros de su partido", agregó Lieberman.

A pesar de la promesa, altas fuentes del partido Likud le dijeron en privado al Canal 12 que si Netanyahu no logra armar la coalición tras las elecciones de septiembre, tal como sucedió después de los comicios de abril pasado, los legisladores  podrían verse obligaos a “tomar decisiones difíciles”.