Los artistas de Eurovision aterrizan en Israel a pesar de los ataques de misiles

El productor ejecutivo Jon Ola Sand afirmó que ‘los ensayos continuarán normalmente’; comentó que si tiene un Plan B en caso de que vuelvan las hostilidades, pero no dio mayores detalles.
Post thumbnailTrabajadores últimando los preparativos para la celebración de Eurovision en Tel Aviv. / Foto: REUTERS/Amir Cohen
Los participantes de la Eurovision 2019 recorrieron Israel y comenzaron a ensayar para las semifinales de la próxima semana el domingo por la mañana, a pesar de los continuos ataques de misiles procedentes de Gaza.

El evento de gala, que durará cinco noches, tiene programado su comienzo para el 12 de mayo en Tel Aviv, con la participación de 41 países. Madonna, una de las figuras más reconocidas que participaran, cerrará el evento en la final del sábado 18 de mayo.

Muchas de las delegaciones de los países participantes de la Eurovision comenzaron a llegar el sábado y el domingo, mientras las comunidades israelíes en el sur estaban siendo golpeadas con más de 600 misiles a lo largo del fin de semana.

Algunas de las delegaciones estuvieron el domingo conociendo importantes lugares en el área de Jerusalén, incluyendo la Ciudad Vieja y el famoso mercado de Mahane Yehuda.

El locutor nacional israelí KAN comunicó el domingo que todos los eventos correspondientes de las delegaciones de Eurovision iban a continuar normalmente a pesar de los ataques, basado en recomendaciones del ejército.

Jon Ola Sand, productor televisivo noruego, que a su vez es productor ejecutivo del concurso de canto, afirmó el domingo que el bienestar y la seguridad son primordiales para la Unión Europa de Radiodifusión.

¨Nosotros continuamos trabajando en conjunto con Kan y  las fuerzas de seguridad para asegurar el bien estar de todos los que trabajan y van a acompañarnos en Expo Tel aviv¨ , dijo Sand.  Y agregó: ¨vamos a continuar monitoreando desde cerca la situación actual y los ensayos continuaran normalmente”

Luego afirmó que los organizadores de Eurovision ¨siempre tiene un plan¨ en caso de emergencias, pero que él no tenía un ¨buen reemplazo para  Eurovision en Tel Aviv.

El concurso tuvo su comienzo en 1956, y nunca fue cancelado ni su localización modificada previa al evento. El concurso de canto inclusivo, que se celebra una vez al año y es el más grande del mundo, fue seguido por 186 millones de personas globalmente en la anterior edición .

Sand, quien ha estado en Israel por varias semanas ya, añadió que la vida diaria en Tel Aviv está procediendo normalmente y que los representantes de Eurovisión estaban siguiendo la situación desde cerca, trabajando con sus propios expertos de seguridad. "No hay mucho más que podamos hacer ahora¨, comentó.

El producto ejecutivo explicó que siempre hay intentos de usar Eurovision políticamente, como en esta ocasión con los llamados al boicot hacia el evento de Tel Aviv. ¨Hoy en día, hay pocos indicativos de que la final de este año va a ser usada como iniciativa política, pero seguramente vaya a haber mucho ruido¨, dijo tras conocerse la ubicación del evento.

Las ventas de entradas también estuvieron bajas, específicamente las de las semifinales del 14 y 16 de mayo. Con precios rondando de los  1.000 a 1.250 NIS ($279 a $348), el 30% de las entradas se han vendido fuera de Israel.

Un diario noruego reportó recientemente que el reciente clima político de Israel puede haber contribuido a la baja venta de entradas.