Likud: La próxima vez le daremos a Gantz la oportunidad para formar Gobierno

Post thumbnailMiki Zohar Foto: Knéset
El diputado Miki Zohar, del partido gobernante Likud, que presentó el proyecto para disolver la Knéset (Parlamento), tras el fracaso del primer ministro, Benjamín Netanyahu, para formar la coalición, manifestó que si se produce una situación similar después de las próximas elecciones en septiembre, su agrupación política le dará al líder del partido Azul y Blanco (Kajol Labán), Benny Gantz, la oportunidad para establecer el Gobierno.

"En ningún momento durante todo el proceso de disolución de la Kneset quisimos ir a elecciones. Intentamos formar un gobierno como prometimos al público, y en correspondencia con lo que nuestros socios potenciales prometieron al público", apuntó Zohar.

"No hubo un solo partido de derecha que no prometiera sentarse con Netanyahu, incluido Avigdor Liberman", añadió Zohar. "Desafortunadamente, Liberman se dio cuenta que él era el factor decisivo e insistió en que no estaba dispuesto a cambiar ni siquiera una coma en el Proyecto de Ley de Enrolamiento Militar, una posición que nos parecía absurda. En esencia, el Proyecto de Ley de Enrolamiento Militar no hace nada, porque las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) dicen que quieren reducir el número de reclutas para las FDI, y no solo en el sector ultraortoxo judío (haredí). La ley no es un factor serio en el proceso de reclutamiento, y Liberman insistió en ello por alguna razón poco clara. Él engañó a sus votantes".

Zohar negó los reportes sobre la posibilidad de formar un gobierno dirigido por el Likud con el apoyo de los partidos árabes.

"No consideramos esa posibilidad ni siquiera por un segundo. Me insinuaron que estaban dispuestos a permitirnos formar gobierno, le pasé la información al primer ministro y la respuesta inequívoca fue que no había ninguna posibilidad", subrayó Zohar.

El diputado Liberman, líder del partido nacionalista secular Israel Beitenu, afirmó hace varias semanas que presionará para el establecimiento de un gobierno de unidad nacional conformado por el Likud, Azul y Blanco y su propio partido político, tras las elecciones previstas para el 17 de septiembre.

Sin embargo, según el reporte del Canal 12, los dirigentes los partido Likud y Azul y Blanco han expresado que ambos partidos pretenden formar solos el gobierno, sin Liberman.

De acuerdo con el Canal 12, ni Likud ni Azul y Blanco tienen intenciones de ir a una tercera elección. Las encuestas recientes indican que se podría producir una situación en la que ningún bloque logrará formar el Gobierno, lo que dejará al Likud, a Azul y Blanco con la opción indeseable de tener que establecer un gobierno de unidad.

El Likud, por su parte, no quiere invitar a Azul y Blanco al gobierno sino a los partidos ultraortodoxos; y Azul y Blanco está dispuesto a una alianza con el Likud, si éste último no es encabezado por Netanyahu.

Asi mismo, de acuerdo con el Canal 12, ambos partidos han precisado que no se precisa a Liberman para formar un gobierno de unidad. Esto dejaría disponible la titularidad del Ministerio de Defensa y también les daría la opción de invitar a otro partido o dos a la coalición, dejando a Israel Beitenu en la oposición.