Liberman: "Forzaremos al Likud y a Azul y Blanco a formar un gobierno de unidad"

Post thumbnailAvigdor Liberman Foto: Kneset
El presidente del partido Israel Beitenu, Avigdor Liberman, anunció que después de las elecciones su agrupación política actuará para establecer una coalición junto a los partidos Likud y Azul y Blanco (Kajol Labán), sin los partidos ultraotrodoxos. “Nuestro papel es forzar al Likud y a Azul y Blanco a establecer un Gobierno de emergencia, nacional y liberal,: Israel Beitenu-Likud-Azul y Blanco”, expresó en un mensaje de Facebook.

Según Liberman, será un Gobierno que representará la voluntad de la mayoría absoluta de los ciudadanos del Estado de Israel. El presidente de Israel Beitenu añadió: “El partido que reciba la mayoría de los escaños, su representante será candidato a armar el Gobierno, sin ultraortodoxos (Haredim) y sin Itamar Ben Gvir”, en referencia al activista de ultraderecha que se postula como candidato dentro de la Unión de Partidos de Derecha.

Liberman instó a establecer el Gobierno de esta manera, debido a “los motivos que provocaron la catástrofe que el público aún no es tan consciente del presupuesto estatal, y los desafíos de seguridad previstos”. El líder de Israel Beitenu añadió que “después de consolidar el presupuesto del estado, las cuestiones de defensa y los acuerdos sobre los asuntos de la relación de Estado y religión, se establecerá la coalición, y solamente después todo el que quiera, en base a esas líneas fundamentales, si quiere unirse, que se sume con placer”.

Desde el partido Likud no tardaron en atacar a Liberman: “El gato salió de la bolsa (mostró la hilacha). Liberman dice abiertamente que está dispuesto a ir con [Yarir] Lapid y [Benny] Gantz (los líderes de Azul y Blanco)  para forzar el establecimiento de un gobierno de izquierda. Todo el que quiere un gobierno de derecha debe votar solamente al Likud encabezado por Netanyahu”.

Azul y Blanco respondió que: “Si [Liberman] hubiera llegado a esa conclusión antes que él y su partido votaran por la disolución de la Knéset (Parlamento) se hubiera evitado al pueblo de Israel elecciones innecesarias. Pero como dicen en el círculo polar ártico: mejor tarde que nunca. Lo correcto y necesario es un gobierno de unidad que trabaje para todos los ciudadanos de Israel bajo el liderazgo de Azul y Blanco”.