La violencia en la frontera de Gaza continúa

Post thumbnailEfectivos de Hamas en Gaza
Fuente: Jerusalem Center for Public Affairs.

Las FDI (Fuerzas de Defensa de Israel) se están preparando para una reanudación de los actos de violencia a gran escala en la frontera de Gaza.


Hamás ha logrado poco desde el comienzo de su campaña Marcha del Retorno, y está indicando a Israel y a Egipto que la situación está al borde de una explosión.

El 11 y 12 de enero de 2019 la frontera de Gaza fue nuevamente barrida por una ola de violencia, luego de la congelación de otra transferencia de $15 millones desde Qatar a funcionarios de Hamás y el empeoramiento del conflicto entre la Autoridad Palestina (AP), liderada por Fatah, y Hamás. La tensión aumentó después de los arrestos continuos de activistas de Fatah en Gaza y la remoción de oficiales de la Autoridad Palestina del cruce de Rafah.

En la noche del sábado 12 de enero un cohete fue disparado desde la Franja de Gaza hacia Israel. Explotó en un campo abierto en el Consejo Regional de Sdot Negev. En respuesta las FDI atacaron dos redes subterráneas en la parte norte de la Franja de Gaza.

La guerra de desgaste de Hamás con Israel ha estado ocurriendo durante 42 semanas. El número de participantes en las manifestaciones del viernes en varios lugares llegó a 13.000. Los manifestantes quemaron neumáticos, atacaron la cerca de la frontera y lanzaron piedras y explosivos a los soldados de las FDI en un intento por atravesar la cerca hacia el territorio israelí. Una mujer palestina murió y otros 25 palestinos resultaron heridos por disparos de las FDI, entre ellos dos periodistas y un paramédico. Un soldado de las FDI resultó levemente herido debido al lanzamiento de piedras.

El área era "volátil" a pesar de que una delegación de seguridad egipcia ya había llegado a Gaza el jueves 10 de enero. La delegación se reunió con los líderes de Hamás para calmar el estado de ánimo e intentar evitar la escalada en la frontera con Israel y la tensión entre la Autoridad Palestina y Hamás.

Según las fuentes de Hamás la delegación egipcia explicó a los líderes de Hamás que tenía la intención de dejar abierto el cruce de Rafah en ambas direcciones e Israel mantendría su compromiso de calma, incluida la transferencia de fondos de Qatar a funcionarios de Hamás. Nada de esto ayudó. La escalada de violencia continuó y las FDI se vieron obligadas a atacar dos veces las posiciones de Hamás desde el aire en el área de la Franja de Gaza, en represalia por las violentas manifestaciones.

Hamás volvió a eliminar sus restricciones y permitió a los manifestantes realizar disturbios, acercarse a la valla fronteriza y atacar a los soldados de las FDI para indicar a Israel que la situación en la frontera de Gaza es muy frágil y si el dinero de Qatar no llega a sus funcionarios la estabilidad de la seguridad en Gaza se deteriorará aún más. Esto siguió al lanzamiento de un cohete contra Ashkelon y al despacho de un avión no tripulado atrapado en la periferia de Gaza durante la semana anterior.

El periódico Al-Araby Al-Jadeed informó el 12 de enero que, según una importante fuente egipcia, Israel le pidió a Egipto que dejara abierto el cruce de Rafah debido a las preocupaciones sobre una escalada en la frontera de Gaza y la renovación de los ataques terroristas. Aparentemente, Egipto aceptó la solicitud de Israel porque también quiere implementar un acuerdo de calma. Sin embargo, Hamás continúa con su política de extorsión a Israel mediante la explotación del deseo de Israel de mantener la calma durante el período previo a las elecciones.

La delegación de seguridad de Egipto aún no ha abandonado el área. Según las fuentes de Hamás, también se supone que se reunirá con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, en el Muqata en Ramallah, así como con figuras importantes del servicio de seguridad israelí.

La delegación egipcia intentará persuadir a Abbas para que devuelva a los funcionarios de la Autoridad Palestina al cruce de Rafah. Si esto no sucede, aún no está claro si Egipto mantendrá su promesa a Hamás de que el cruce permanecerá abierto en ambas direcciones.

La intervención egipcia es muy importante debido a los informes de Gaza de que una nueva organización refinanciará la "unidad de neumáticos", la "unidad de globos" y las "unidades de confusión nocturna" para que puedan operar nuevamente cerca de la frontera. Hamás está indicando a Israel y Egipto que sus activistas siempre están listos "con el dedo en el gatillo" para actuar contra Israel si no se cumplen sus demandas.

Es dudoso que la tercera transferencia de fondos qataríes conduzca a una disminución del nivel de violencia en la Franja de Gaza. Hamás no estará satisfecho con eso, ya que aún no ha logrado mantener sus promesas al público en Gaza de que la campaña de la Marcha del Retorno, que ha durado nueve meses, llevará a la eliminación completa del bloqueo de Gaza.

Hamás ha logrado muy poco. La congelación de la transferencia de fondos qataríes continuará, lo que aumentará las posibilidades de una escalada de actividades terroristas en la frontera de Gaza durante las próximas semanas.




Acerca de Yoni Ben Menachem: es un veterano comentarista de asuntos árabes y diplomáticos de la Radio y Televisión de Israel, es un analista de Oriente Medio en el Jerusalem Center for Public Affairs. Se desempeñó como Director General y Editor en Jefe de la Autoridad de Radiodifusión de Israel.