La recuperación del “Núsaj Catalunya”: una tradición litúrgica olvidada en la diáspora

La "Nova Escola Catalana", una entidad establecida para recuperar el legado judío catalán, ha recuperado el "Núsaj Catalunya". El núsaj es el estilo de liturgia y la melodía de los cantos en las plegarias en las sinagogas.
Post thumbnail
“El núsaj no es sólo una melodía, es algo mucho más importante: también es la forma con la que nos comunicamos con lo sagrado. Porque cuando rezamos, los judíos hablamos con Dios. Y lo hacemos a viva voz, cantando”. Este fragmento extraído del blog de “Nova Escola Catalana” (NEC), una entidad cultural nacida para recuperar el legado judío catalán, explica el significado y la importancia del núsaj, que es el estilo de liturgia y la melodía de los cantos en las plegarias en las sinagogas. Esta asociación se dedica a explorar el legado de los judíos catalanes exiliados a partir de 1391 y, también de los que se quedaron, escondidos o reconvertidos.

Desde el resurgimiento de la presencia judía en Barcelona y Catalunya a mediados del s.XX, las distintas comunidades que se establecieron se han basado en ritos procedentes de tradiciones judías de otros lugares del mundo: los sefardíes de Marruecos o los ashkenazíes del este de Europa, por medio de inmigrantes judíos, mayoritariamente argentinos, llegados en los años 80 y 90.

“Hay diferencias tanto en el texto de la tefilá, que sería el núsaj textual (los escritos de una ceremonia de origen ashkenazi son sustancialmente diferentes a una sefardí); como en el núsai melódico, ya que no se entonaban los versos del mismo modo en Sicilia que en Venecia, Roma o Livorno, en Esmirna o en Salonika, en Orán o Argel, por poner algunos ejemplos. Las melodías cambian mucho en función del lugar geográfico”, explica Moriah Ferrús, una de las impulsoras de la “Nova Escola Catalana”.

El Núsaj Catalunya. / Foto: Nova Escola Catalana


Desde esta asociación llevaban largo tiempo buscando el rastro de algunas de las melodías propias que entonaban los judíos de esta región, un trabajo que hasta día de hoy nunca se había realizado. “Llevábamos tiempo tratando de encontrar las melodías, procedentes de Salónica, donde hubo presencia judía catalana ya desde 1391, de Argelia, destino de muchos judíos catalanes, mallorquíes y valencianos.

También en Roma, donde hasta principios del siglo XX se mantuvo en pie la Scola Catalana en la ciudad. Incluso años antes de la expulsión, ya hubo judíos catalanes que se instalaron ahí”, apunta Ferrús.

En 1555, el papa Pablo IV (Caraffa) ordenó que todos los judíos debían concentrarse en un gueto, con una única sinagoga. Como los judíos tenían distintas procedencias y ritos, se estableció un centro de culto con 5 oratorios diferentes: la Scola Catalana, la Castellana, la Siciliana, la Tempio (de los romanos) y la Scuola Nova, que agrupaba italianos de otras procedencias. A principios del s. XX, tras una reforma urbana de Roma, las cinco escuelas se agruparon bajo el “Tempio Maggiore”. En Salónica (Grecia), por ejemplo, aún en 1927 se editó un mahzor (conjunto de libros litúrgicos) para Rosh HaShaná y Yom Kipur basado en el ritual catalán”, precisa.  Y añade:“y aún existen hoy día comunidades procedentes de Argelia que se rigen por el rito y costumbres instaurados por Rabí Duran, que llegó a Argelia procedente de Mallorca”.

A Ferrús le faltaban piezas por encajar para completar su búsqueda, hasta que en su camino se cruzó Idan Pérez, con quien había estudiado filología hebrea en la Universidad de Barcelona veinte años atrás. Pérez hizo aliyá y se mudó a Israel, siendo actualmente director del departamento de manuscritos raros en la Biblioteca Nacional de Israel.

Después de casi 3 años de investigación, el dr. Idan Perez ha editado y publicado el Sidur Catalunya. El Sidur está basado en seis manuscritos de los siglos XIV-XVI y constituye la recuperación del antiguo Núsaj Catalunya, el núsaj de la tefilá que usaban los judíos en Catalunya, Valencia y Mallorca durante la Edad Media, en la época conocida como la era de los Rishonim (los primeros). El Sidur incluye también una serie de comentarios que fueron recopilados por un discípulo de Rabbenu Yona Girondi en el Bet Midrash de Barcelona.

Idan Pérez entrega el Núsaj Catalunya a Moriah Ferrús. / Foto: Nova Escola Catalana


El dr. Idan Pérez viajó a Barcelona y Girona el pasado 13 de junio para participar en las jornadas “Diásporas Judias, Caminos Europeos”, organizada por el Instituto de Estudis Nahmanides de Girona, para presentar el "Sidur Catalunya", donde realizó una ponencia llamada “Núsaj Catalunya: la antigua tradición litúrgica de los judíos catalanes en tiempo de Diáspora”. Después de las conferencias, se hizo entrega de manera formal del "Sidur Catalunya" a los miembros de la Nova Escola Catalana en el patio del Museo de Historia de los judíos de Girona.

“Con esta nueva adquisición, la asociación cultural, que tiene asociado un minyan (cuórum) independiente, tiene un incentivo muy grande ya que estamos dando una nueva vida a los textos que se usaban aquí hace cientos de años. Saber que estos textos son lo más cercano a lo que usaban las grandes luces como el Ramban, el Rashba, o Yonah Girondi , y usarlos, es realmente emocionante”, explica Ferrús.

Y celebra: “De no tener, a tener un sidur propio, hay un abismo. Estamos muy contentos. Nos aporta seriedad y solemnidad”.