La plataforma de gas Leviatán va en camino a Israel

Post thumbnailFoto: Noble Energy
Leviatán, el proyecto de energía más grande de la historia del Estado de Israel, está llegando a las últimas etapas de finalización, cumpliendo los tiempos acordados para suministrar el gas al mercado interno israelí y a la región antes de fin de año.

La primera de las cinco unidades superiores que completarán la estructura operativa de la Plataforma Leviatán se disponen a zarpar desde el Golfo de México, y las unidades restantes partirán hacia Israel en las próximas semanas.

Los partes superiores llegarán en agosto, acompañadas por la grúa marina (offshore) más grande del mundo y una flota de embarcaciones que permitirá a un equipo de trabajadores ensamblar las partes superiores sobre la cubierta de la plataforma. El ensamblaje se llevará a cabo durante un período de cuatro semanas en septiembre, y el área será cerrada al tráfico marítimo. Cuando esté completo, la grúa y las barcazas abandonarán la zona. Los barcos para la tripulación y las naves de suministro continuarán sirviendo a la plataforma. Noble Energy realizará una serie de pruebas para la puesta en servicio antes de iniciar el flujo de gas comercial antes de fines de 2019.

Las partes superiores albergan las instalaciones del procesamiento de gas de la plataforma, alojamiento para el equipo de trabajadores, áreas de trabajo y un helipuerto. Las partes superiores también contienen todas las utilidades requeridas para operar la plataforma, incluyendo la generación de energía, la desalinización del agua y el tratamiento de los residuos. En esencia, la plataforma no depende de las instalaciones en tierra para ninguna de sus necesidades utilitarias.

La plataforma por encima de la cubierta, que tiene 102 metros de largo, 80 metros de ancho y un peso de 25.000 toneladas, estará a aproximadamente 10 kilómetros de la costa y en una zona de 86 metros de profundidad.

El gas natural del campo Leviatán será enviado a través de dos tuberías submarinas de 120 kilómetros de largo directamente a la Plataforma Leviatán. El gas natural será procesado en la plataforma antes de que el gas tratado, condensado y estabilizado fluya desde la plataforma a través de la entrada norte de un gasoducto conectado al sistema nacional de transmisión de gas LGNI (Líneas de Gas Natural de Israel), tal como se ha definido en el Proyecto Nacional.

La conexión de la Plataforma de Leviatán a Israel a través de un gasoducto permitirá al sector energético israelí basarse casi exclusivamente en la electricidad generada por el gas natural, lo que implicará una reducción significativa de la contaminación y una mejor calidad del aire en Israel. Además, por primera vez en la historia, Israel se convertirá en un importante exportador de energía cuando comience el flujo de gas natural de Leviatán.

Noble Energy realizó el primer descubrimiento marino (offshore) de Israel en 1999 y halló 40 trillones de pies cúbicos (Tcf) de recursos de gas natural recuperables en el Mediterráneo oriental. Mari-B suministró el primer gas doméstico en 2004, y Tamar actualmente alimenta el 70 por ciento de la generación eléctrica del país. El campo Leviatán, que tiene 33 Tcf de recursos de gas natural en su lugar (22 Tcf recuperables), fue descubierto en diciembre de 2010, a 125 kilómetros al oeste de Haifa, es uno de los mayores hallazgos de gas natural en el mundo en la última década. La Sociedad Leviatán ha invertido 3.750 millones de dólares en el desarrollo del campo Leviatán. Con una capacidad de producción total de 1,2 billones de pies cúbicos de gas natural por día (Bcf/d), Leviatán duplicará la cantidad de gas natural que fluye a la economía israelí en la actualidad.