La empresa Amazon podría desembarcar en Israel

Post thumbnailTienda de Amazon - Foto Wikipedia
Amazon podría estar llegando a Israel, una decisión que, si llega a buen término, traería alegría a millones de consumidores y angustia a los minoristas del país y los propietarios de los centros comerciales.
Fuentes le dijeron al periódico económico TheMarker que el gigante minorista de Internet está en conversaciones para alquilar un gigantesco almacén y centro logístico donde basaría sus operaciones israelíes y les ofrecería a los compradores una gama más amplia de productos y tiempos de entrega más rápidos.

JLL, la compañía internacional de bienes raíces que maneja los intereses inmobiliarios de Amazon en Israel, no quiso hacer comentarios, pero otras fuentes en la industria dijeron que Amazon buscaba entre 10,000 y 12,000 metros cuadrados.
“La entrada de Amazon a Israel y la apertura de un centro logístico sería una enorme expresión de confianza en el comercio electrónico”, expresó Yaron Ben-Eli, director ejecutivo de UShops, que ofrece servicios de dirección y almacenamiento en EEUU. Mientras tanto, los servicios de mensajería local sostienen que Amazon busca reemplazar a la compañía estatal de correos Doar Israel con una o más compañías privadas para servicios de entrega a domicilio, lo que también ayudaría a mejorar el servicio en Israel porque el servicio postal estatal está colapsado.

La perspectiva de la competencia de Amazon impactó en la Bolsa de Tel Aviv después de que se conociera la noticia. Electra Consumer, que opera la cadena de tiendas de electrónica Machsanei Hashmal, cayó un 6.9% a 64.09 shekels y el minorista de ropa Fox perdió un 5.9% a 34 mientras que los operadores de centros comerciales Azrieli y Melisron cayeron, respectivamente, 4.4% a 186.50 y 6.1% a 163.50.
La llegada de Amazon, si de hecho sucede, amenaza con sacudir el comercio minorista en Israel tal como lo ha hecho en los Estados Unidos. A pesar de que representa solo el 5% de todas las ventas minoristas, sin incluir los alimentos, Amazon está ganando acciones a sus expensas. Este año, la compañía capturó entre el 45% y el 50% de las ventas del Viernes Negro (Black Friday), según un informe de GBH Insights.