La derrota de Argentina, en cinco claves

Post thumbnailLionel Messi Foto: Dimitry Sadovnikov www.soccer0010.com Wikimedia CC BY-SA 3.0
El bagaje de Jorge Sampaoli como director técnico argentino alumbra un total de seis encuentros oficiales, saldados con una victoria, cuatro empates y una última derrota ante el combinado de Croacia que deja a la Albiceleste en una situación límite en el Grupo D del Mundial de Rusia.

Del conjunto sudamericano se aguardaba una reacción tras empatar en su estreno ante Islandia, pero acabó por desmoronarse: encajó un 3-0 que compromete su continuidad en el torneo, señala a Jorge Sampaoli, castiga a Willy Caballero y reabre la 'cuestión Messi'.

1. CABALLERO, SEÑALADO

La grave lesión de Sergio Romero agitó la portería de la selección argentina a las puertas del Mundial de Rusia. Nahuel Guzmán fue rescatado en el lugar del guardameta del Manchester United, pero ni él ni Franco Armani lograron hacer valer su continuidad en Tigres y River Plate.

Willy Caballero, habitual suplente del belga Thibaut Courtois en el Chelsea, fue el elegido por el cuerpo técnico a pesar de su inexperiencia con la Albiceleste. Con 36 años, suma cinco partidos como internacional; debutó el pasado mes de marzo.

El juego con los pies le posicionó por delante de sus compatriotas, pero aquello que se intuía como una virtud terminó tornándose en su contra. En el minuto 53 del encuentro disputado en Nizhny Novgorod, Willy Caballero trató de elevar el balón sobre Ante Rebic. Acabó sirviendo el primer gol del bando croata.

En esa acción se sitúa el origen del desastre. Ese error fue condenatorio, pero antes la selección argentina ya había evidenciado un grave desencaje en la salida de balón. Ocurrió ante Italia, España e Islandia. No se corrigió.

"Obligamos a Caballero a cometer un error. Fue por la presión", celebró el técnico croata Zlatko Dalic.

2. SIN RESPUESTA PSICOLÓGICA ANTE LA ADVERSIDAD

En los cuatro últimos años, la selección argentina perdió tres finales y con ellas la capacidad de rebelión. La adversidad ahora le paraliza. Como muestra, las tres alarmantes derrotas sufridas en la 'Era Sampaoli'; cayó ante Nigeria (4-2), España (6-1) y Croacia (3-0) sumando trece tantos en contra por tres a favor.

Al tropiezo ante el cuadro nigeriano se le restó gravedad por el contexto: fue en un amistoso, sin Messi y en plena descompresión tras la agónica clasificación mundialista.

El 6-1 en Madrid, en la penúltima concentración antes de participar en el certamen de Rusia, sin embargo, destapó sus carencias defensivas y, nuevamente, su incapacidad para contrarrestar los contratiempos. Los cuatro últimos goles cayeron de dos en dos (en los minutos 52 y 55; 73 y 74).

Ante la selección croata, otra vez el gol rival le descompuso.

El acierto de Ante Rebic en el minuto 53 sacó a la Albiceleste del partido... y casi del Mundial. El equipo pareció asumir su desgracia, ya que no se sublevó ante la emergencia. Terminó sufriendo dos goles más.

"Hasta su primer gol estábamos bien. El partido era parejo, con situaciones para los dos lados. Pero después cambió todo y, lamentablemente, se hizo muy duro. Es una cuestión de la cabeza", reconoció Enzo Pérez en zona mixta.

3. LA SELECCIÓN DE MESSI NO ENCUENTRA A MESSI

Jorge Sampaoli puso toda la presión sobre Leo Messi el día que afirmó que ésta selección es del '10', aunque después trató de apartarse de esa sentencia que significaba acomodar otra losa sobre la pesada mochila del capitán.

"No puede ser que alguien sea el responsable de un fracaso. Cuando Leo hace un gol en la camiseta de Argentina gritamos todos y cuando perdemos, parece que es Leo el culpable. Es demasiado para un jugador. Es el mejor del mundo, pero es imposible que un sólo jugador te permita cambiar la realidad de un partido", se corrigió.

Esta selección, sin embargo, ni siquiera ha logrado que el barcelonista sea su jugador más resolutivo.

Falló un penal ante Islandia y ante Croacia solo tiró al arco una vez. Argentina, tres. Este dato evidencia no solo que la Albiceleste no encuentra al rosarino, sino que no tiene más argumentos que él. Sampaoli no ha sabido exprimir el talento que se le presupone a futbolistas de la talla de Sergio Agüero, Gonzalo Higuaín, Ángel Di María o Paulo Dybala, al que dio la alternativa en un momento de total confusión.

4. EL PLANTEAMIENTO NO SUSTENTA LA IDEA

Javier Mascherano no ha ofrecido la salida que el equipo ansía, ya fuese acompañado de Lucas Biglia o de Enzo Pérez, un jugador que no figuraba en la lista inicial -entró por la lesión de Manuel Lanzini- pero que terminó ganando la titularidad en detrimento de centrocampistas de un corte más constructor, tocador y llegador, como Giovani Lo Celso o Ever Banega.

La elección de los volantes dinamita la voluntad de generar un entorno similar al que Leo Messi encuentra en Barcelona. En el Camp Nou convive con Sergio Busquets, Andrés Iniesta, Ivan Rakitic y Philippe Coutinho. En Argentina ninguno de ellos tiene réplica.

5. UNA SOLA VICTORIA EN SEIS PARTIDOS OFICIALES CON SAMPAOLI

El técnico de Casilda lleva un año al frente de la Albiceleste. En su etapa se cuentan trece partidos, seis de ellos oficiales, con resultados que se alejan de lo pretendido. No acompañaron el juego ni los puntos -el balance es de una victoria, cuatro empates y una derrota-. El único éxito se produjo en Quito, donde un triplete de Leo Messi bastó para presentar al equipo sudamericano en Rusia.

En los cinco encuentros restantes de la 'Era Sampaoli', ni el '10' anotó, ni Argentina ganó. EFE