La Cumbre de París instará a Netanyahu a desautorizar al ministro Bennett

Post thumbnailBennett y Netanyahu Foto: GPO Haim Zach
Los países que participarán en la Conferencia de Paz de Oriente Medio en París que se llevará a cabo el próximo 15 de junio en París instarán al primer ministro, Biniamín Netanyahu y al presidente de la Autoridad Palestina (AP), a renovar sus compromisos públicos con la solución de dos estados y desautorizar a los funcionarios de sus respectivos gobiernos que se oponen a la misma, señala un reporte del diario Haaretz.

Diplomáticos occidentales involucrados en los preparativos para la conferencia destacaron una cláusula que se refiere a las declaraciones del ministro de Educación Naftali Bennett, del partido religioso nacional Habait Haiehudí, instando a sacar la solución dos estados de la agenda del Gobierno y a altos funcionarios del movimiento Fatah y la Autoridad Palestina incitando a la violencia contra Israel.

De acuerdo con el borrador, los países participantes subrayarán que no reconocerán ningún cambio en las llamadas “fronteras del 67” (es decir la Línea de Armisticio 1949-1967 entre Israel y Jordania), incluyendo a Jerusalén, excepto los cambios que ambas partes acuerden durante las negociaciones. Esto dejaría al barrio judío de la Ciudad Vieja fuera de Israel, además del Monte del Templo y el Muro Occidental o “Kotel Hamarabí” (conocido en el mundo gentil como Muro de los Lamentos). Los países participantes también pondrán de relieve que se comprometen a diferenciar en todas sus acciones a los territorios del Estado de Israel de los asentamientos en Cisjordania (Judea y Samaria).

El Gobierno de Netanyahu teme que se intente plasmar los resultados de la Conferencia de París y los parámetros del discurso del secretario de Estado norteamericano, John Kerry, en una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU cuando se reúna el próximo 17 de enero.

Mientras tanto la Oficina del Primer Ministro, anunció que Netanyahu no asistirá al Foro Económico Mundial de Davos, que se celebrará del 17 al 20 de enero en esa ciudad suiza y que reúne anualmente a jefes de Estado. La Oficina no aclaró los motivos de la cancelación del viaje que estaba previsto para el próximo día 18.

La cumbre coincide con la toma de posesión del el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, que se celebrará el próximo 20 de enero y a la que Netanyahu aún no ha confirmado su asistencia, aunque según los reportes, tiene previsto un viaje a Washington “próximamente”.