La Autoridad Palestina lleva tres años pagando pensión por el asesinato de una niña israelí

Post thumbnailLa niña Hallel Yafa Ariel junto a su madre
En un nuevo reporte de la organización que monitorea los medios de comunicación palestinos, Palestina Media Watch, se dio a conocer que la Autoridad Palestina (AP) lleva ya tres años pagando una pensión compensatoria a la familia de un palestino de 17 años que asesinó a puñaladas a una niña israelí mientras esta dormía.

El anuncio coincide con el tercer aniversario de este asesinato, en el que el palestino irrumpió en la vivienda de la niña de 13 años, Hallel Yaffa Ariel, y la apuñaló. El terrorista fue neutralizado en la escena.

La práctica que en inglés se denomina "pay for slay" (literalmente "pagar por asesinar") se refiere al pago de pensiones y salarios a terroristas apresados o muertos, y a sus familiares. El presidente palestino, Mahmoud Abbas, se ha convertido en el gran promotor y defensor de esta onerosa práctica.

El monto de estos pagos por parte de la Autoridad Palestina alcanza anualmente $355 millones.

La millonaria cifra asignada por la Autoridad Palestina a las pensiones a terroristas cuenta con una tabla de compensaciones mensuales según cada caso, que parten desde los $374 como pago base a cada familia, más bonos adicionales dependiendo de distintas circunstancias.

En una insólita declaración televisada, dada a conocer al mundo no-árabe gracias a PMW, la madre del terrorista indica que se siente orgullosa de su hijo por haber muerto como mártir, defendiendo Jerusalén y la mezquita Al-Aqsa (construida sobre la explanada en el Monte del Templo).

Probablemente no todo el mundo entienda cómo una niña de 13 años, que dormía, puede ser una amenaza para la supuesta soberanía palestina sobre Jerusalén ni para una mezquita. Ni cómo el vil asesinato de una indefensa niña pudiera ser considerado un acto de "resistencia".