Jordania y la Autoridad Palestina buscan sabotear el Plan de Paz de Trump

Post thumbnailFoto: Khalil Mazraawi / Pool via REUTERS
Fuente: Jerusalem Center for Public Affairs

La atmósfera en Cisjordania es tensa y el potencial de una escalada violenta está aumentando.

La crisis acerca de la Puerta de la Misericordia en el Monte del Templo (Golden Gate o Puerta Dorada, Shaar HaRachamim en hebreo, Bab el Rahma en árabe) podría convertirse en el detonador que desencadene la próxima conflagración, e Israel debe actuar rápidamente para neutralizarla.

En las últimas semanas están creciendo las señales de una inminente explosión en Cisjordania y la Franja de Gaza, a medida que se acercan las elecciones israelíes en abril.

Israel puede tomar medidas para prevenir tal explosión. Sin embargo, el peligro más grave es el de una erupción provocada por los eventos en el Monte del Templo, donde el nuevo Consejo Islámico de Waqf &hdash, por orden de Jordania, tomó el compuesto de la Puerta de la Misericordia por la fuerza.

Oficiales de alto rango en el Waqf islámico dicen que este viernes (8 de marzo de 2019) será el día crítico del problema de la Puerta de la Misericordia. En las calles del Este de Jerusalén, en el contexto de lo que se percibe como depredaciones israelíes contra la mezquita de Al-Aqsa y las instituciones del Waqf islámico, la generación joven está pidiendo una nueva Intifada que se llamará HaBat Sha'ar a-Rahma (Levantamiento de la Puerta de la Misericordia).

Las redes sociales palestinas han estado llenas de propaganda mendaz pidiendo a los musulmanes que acudan al Monte del Templo este jueves para evitar que "los colonos" entren por la fuerza en la nueva mezquita en la Puerta de la Misericordia.

Hamas ha pedido a los musulmanes que se manifiesten en Jerusalén este viernes, en conjunto con las medidas anunciadas por el Waqf islámico para contrarrestar la decisión de Israel de prohibir la permanencia en el monte a quienes participaron en la toma del recinto de la Puerta de la Misericordia.

El 4 de marzo, el Waqf islámico anunció que el Monte estaría cerrado para los fieles este viernes y que las oraciones no se realizarían allí. La intención es protestar por las medidas que tomó Israel contra los altos funcionarios del Waqf islámico y, en particular, por el jefe del Waqf, el jeque Al-Azim Salhab, quien fue expulsado del Monte durante 40 días después de la toma de la Puerta de la Misericordia.

Esta decisión del Waqf recuerda su enfoque de la crisis que involucró los detectores de metales que se instalaron en las puertas del Monte en el verano de 2017. Aparentemente, el viernes, los fieles rezarán en esas puertas y en los callejones de la Ciudad Vieja y el potencial para un brote [violento] es muy alto.

Por su parte, el 4 de marzo de 2019 los guardias de seguridad del Waqf islámico en el Monte emitieron un anuncio advirtiendo que Israel estaba trabajando para sabotear el logro de la apertura de la Puerta de la Misericordia.

El anuncio dijo que Israel había arrestado hasta el momento a catorce guardias de seguridad de Waqf que estaban involucrados en la apertura de la Puerta de la Misericordia y les había prohibido la entrada al Monte por diferentes períodos de tiempo. El anuncio también llama a los musulmanes a manifestarse en el Monte a partir del viernes.

Israel debería haber aprendido correctamente las lecciones después de la crisis de los detectores de metales de 2017 e interiorizado el hecho de que los temas delicados en el Monte del Templo son instantáneamente combustibles. Jordania y la Autoridad Palestina son conscientes de este hecho. En un intento por precipitar los acontecimientos, mientras se aproxima la proclamación del Trato del Siglo de Trump, pusieron una trampa a Israel en la forma de la toma de la Puerta de la Misericordia. Asimismo, establecieron un nuevo Consejo conjunto de Waqf que por primera vez incluye a representantes principales de la Autoridad Palestina. Su objetivo era señalar que la soberanía en el Monte del Templo pertenece a Jordania y a la Autoridad Palestina y no a Israel ni a Arabia Saudita o cualquier otro organismo árabe internacional.

Israel ahora está atrapado en la crisis de la Puerta de la Misericordia. El 4 de marzo de 2019 el Tribunal de Magistrados de Jerusalén ordenó al Waqf islámico que respondiera en una semana a la solicitud de la Oficina del Fiscal del Estado de cerrar el complejo de la Puerta de la Misericordia, diciendo que de lo contrario emitiría un edicto para cerrarlo. El Waqf ya declaró esta semana que no reconoce la autoridad de los tribunales israelíes o las directivas de la Policía de Israel y que solo recibe órdenes del gobierno jordano. Si el tribunal emite el edicto la policía deberá hacerlo cumplir, lo que agravará aún más la situación. Por ahora, la mezquita que se estableció en la cámara de la Puerta de la Misericordia está funcionando sin obstáculos.

El eslabón político, que no estaba debidamente preparado de antemano para la crisis de la Puerta de la Misericordia, ahora debe actuar para prevenir las irrupciones generalizadas que podrían producirse. La solución está en el diálogo con Jordania, que supervisa el Consejo de Waqf y puede restaurar la calma. Israel no debe sucumbir a la trampa que Jordania ha tendido.

Signos preocupantes en Cisjordania y la Franja de Gaza

Mientras tanto, en la frontera de Gaza y en Cisjordania hay signos preocupantes de escalada, y un brote en el Monte del Templo podría encenderlos a gran escala. Por lo tanto, el orden del día es calmar las furias en el Monte del Templo, que es de naturaleza religiosa sensible para todos los musulmanes.

En la frontera de Gaza las unidades de "confusión nocturna" han estado nuevamente activas, atacando a soldados de las FDI a lo largo de la valla de la frontera en las horas nocturnas. También se han reanudado los ataques con globos explosivos y globos incendiarios contra las comunidades israelíes a lo largo de la frontera.

Aunque el cruce de Rafah ya lleva más o menos un mes en funcionamiento y aunque Mahmoud Abbas ha removido a los funcionarios de la Autoridad Palestina, Hamas parece querer escalar gradualmente la situación con el objetivo de volver a poner el tema de Gaza en la agenda internacional.

Ha pasado casi un año desde el inicio de la campaña de la Gran Marcha del Retorno y el liderazgo de Hamas no puede señalar ningún logro significativo o el quebrantamiento del bloqueo. La situación económica de Gaza es difícil, hay una gran angustia entre la población y Qatar anunció que dejará de darle a Gaza lo $15 millones en ayuda financiera que le otorga cada mes.

Mientras tanto, Abbas sigue reteniendo salarios y estipendios a los funcionarios de Gaza y a las familias de los terroristas de Hamas y la Yihad Islámica.

Hamas ahora exige que Israel entregue una suma de $20 millones y lleve a cabo la segunda etapa de los entendimientos de alto al fuego, que incluye establecer una nueva línea de suministro de electricidad desde Israel a Gaza (conocida como Línea 161), abrir un cruce marítimo a Chipre y la construcción de una terminal marítima flotante.

En Cisjordania la Autoridad Palestina también está en peligro. Israel ha comenzado a implementar su ley para retener ingresos iguales a los estipendios que la Autoridad Palestina paga a los terroristas, congelando la transferencia de NIS500 millones a la Autoridad Palestina. A su vez, la Autoridad Palestina ha declarado que ahora renunciará a todos los fondos de impuestos que Israel recauda si se les deduce un solo centavo.

La administración Trump también ha recortado la ayuda financiera a la Autoridad Palestina y sus agencias de seguridad. Por lo tanto, la situación financiera de la Autoridad Palestina empeorará y será difícil prestar servicios a los ciudadanos y pagar los salarios de sus funcionarios.

A esto debe agregarse la lentamente caldeante ira entre los prisioneros palestinos de alta seguridad en Israel por la decisión del Servicio de Prisiones de instalar dispositivos electrónicos de interferencia de teléfonos celulares en la prisión de Ketziot, como medida inicial. Esta ira irradia a miles de familias de presos de alta seguridad en Cisjordania y Gaza.

En ausencia de lo que los palestinos consideran un horizonte político y con los Estados Unidos apuntando a imponerles el Acuerdo del Siglo la tensión en Cisjordania podría desencadenar el estallido de una intifada espontánea que involucre ataques terroristas con vehículos, con cuchillos, y un aumento de la "resistencia popular". Los activistas de Fatah ahora están hablando de una nueva táctica para bloquear los caminos que conducen a los asentamientos de la Ribera Occidental.

¿Qué se puede hacer?

La atmósfera en los territorios está llena de vapores explosivos. Se puede calmar gradualmente si se tiene en cuenta que el fusible principal está en el Monte del Templo y que si este fusible se enciende la situación de seguridad podría salirse totalmente de control. Eso significa que el estado de cosas en el Monte del Templo debe recibir la máxima prioridad.

Jordania es el custodio de los lugares sagrados de Jerusalén, y su estatus está fijado en el tratado de paz de 1994 con Israel. En la crisis de la Puerta de la Misericordia la Liga Árabe y la Autoridad Palestina están totalmente detrás de Jordania. Desde que comenzó la crisis hace dos semanas la policía israelí arrestó a unos 300 palestinos y les prohibió la entrada al Monte del Templo.

A la luz de la tensa situación en la frontera de Gaza y en Cisjordania, Israel debe calmar las tensiones en el Monte del Templo y lanzar un diálogo con el rey Abdullah de Jordania antes del viernes.

Los jefes del Consejo Islámico de Waqf acusan a Israel de una escalada deliberada en el Monte del Templo con miras a la campaña electoral de Israel. Por su parte, Israel debe sacar el máximo provecho de un diálogo con el gobierno jordano. Israel siempre puede recurrir a la fuerza e imponer la ley pero, en la actualidad, se debe hacer todo lo posible por evitar una escalada en el Monte a la luz de lo que está sucediendo a lo largo de la frontera de Gaza y en la Autoridad Palestina.

Israel también puede pedir a Egipto que restrinja el liderazgo de Hamas, y puede congelar temporalmente la instalación de los dispositivos de bloqueo de teléfonos celulares en los prisioneros de seguridad. Tales medidas ayudarán a aliviar la tensión en los territorios.




Acerca de Yoni Ben Menachem: es un veterano comentarista de asuntos árabes y diplomáticos para la Radio y Televisión de Israel; es un analista de Oriente Medio en el Jerusalem Center for Public Affairs. Se desempeñó como Director General y Editor en Jefe de la Autoridad de Radiodifusión de Israel.