Israel y los países árabes juntos en una conferencia contra Irán

Post thumbnailBenjamín y Sara Netanyahu Foto: Amos Ben Gershom GPO vía Facebook
El primer ministro, Benjamín Netanyahu, arribó a Varsovia, Polonia, de cara a una conferencia de seguridad de Oriente Medio en la capital polaca que comienza, hoy miércoles, por la tarde.

La conferencia organizada por Polonia y Estados Unidos, tiene previsto congregar a líderes de más de sesenta países, incluyendo a representantes de al menos una decena de países árabes.

El encuentro se referirá en términos generales a las perspectivas de paz y seguridad en el Oriente Medio; pero está previsto que se discuta principalmente sobre el programa nuclear y de misiles balísticos de Irán, la guerra en Siria y Yemen. Rusia ha denunciado la conferencia calificándola de “anti-Irán”.

Cuando partía hacia Varsovia, Netanyahu explicó la importancia de coordinar una respuesta internacional contra la “agresión iraní” y las aspiraciones de Teherán de conseguir capacidad nuclear.

“Esta es una conferencia internacional muy importante en Varsovia. El foco es Irán. Reunirá a Israel, EE.UU., y a países de la región y más allá. Habrá encuentros interesantes allí”.

Netanyahu tiene previsto reunirse con el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, como así también con el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki.

El primer ministro ofrecerá un punzante discurso contra Irán en la conferencia, el jueves.

Irán ha denunciado la conferencia como un “circo” norteamericano contra Irán, y Rusia adelantó que no participará.

La ausencia de los ministros de Exteriores de Alemania y Francia, pone de relieve las tensiones entre la Unión Europea (UE) y la Administración Trump, sobre la decisión de esta última de retirarse del acuerdo nuclear de 2015 y reimponer las sanciones.

Tampoco participará en la conferencia la jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, quien se reunirá con Pompeo, cuando el secretario de Estado norteamericano viaje a Bruselas, el viernes.

Entre los países musulmanes que tienen previsto enviar ministros figuran Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Jordania, Yemen, Bahréin, Marruecos y Kuwait. Egipto y Túnez enviarán viceministros. Los ministros de Exteriores de los países del Grupo de Visegrado (Hungría, Eslovaquia, la República Checa y Polonia) y de los Balcanes también participarán.

Se trata de la primera cumbre regional desde la Conferencia de Madrid de 1991 en la que el primer ministro de Israel estará presente junto con representantes de casi todos los países árabes.

Además de Irán y los palestinos, Qatar y Turquía también están boicoteando la conferencia.