Israel vota de nuevo mañana sin previsión de un claro ganador

Post thumbnailAfiches de propaganda electoral Foto: REUTERS/Ammar Awad
Cerca de 6,4 millones de israelíes están llamados a votar mañana, en la segunda cita electoral que vive el país en cinco meses, con incógnita sobre los ganadores y la esperanza de elegir una Knéset (Parlamento) que, al contrario que la anterior, sea capaz de dar a luz un gobierno.

Como marca la ley, la jornada electoral será festiva y parte del transporte público será gratuito para que la población mayor de edad pueda acceder fácilmente a las más de 10.000 urnas repartidas por el país y en asentamientos judíos en Judea y Samaria (Cisjordania), que abrirán sus puertas desde las 07.00 (4.00 GMT) hasta las 22.00 horas locales (21.00 GMT).

Las encuestas muestran la probable dificultad de los dos principales bloques políticos -derecha, y religiosos por un lado, encabezados por el Likud del primer ministro, Benjamín Netanyahu, y centro e izquierda por otro, liderado por Azul y Blanco, de Benny Gantz- para formar gobierno con amplio apoyo, lo que abre la puerta a la posibilidad de un Ejecutivo de unidad.

Los ciudadanos podrán elegir mañana entre 31 listas electorales a sus representantes en una Cámara de 120 escaños. El umbral exigido del 3.25% de votos emitidos para lograr escaño hará, sin embargo, que solo nueve o diez listas lo logren.

Estos son algunos datos de la cita de mañana:

- Votantes: hay 6.395.396 ciudadanos con derecho a voto (unas 48.000 personas alcanzaron la edad mínima para votar desde las elecciones de abril)

De estos, 79% son judíos, 16% árabes y el 5% restante pertenecen a otras minorías. El 14% de los israelíes con derecho a voto tiene entre 18 y 28 años, 30% entre 25 y 39, 31% entre 40 y 59 y el 25% son mayores de 60.

- Habrá 11.163 urnas repartidas por todo el país y en los asentamientos de Judea y Samaria, de los que más 6.000 estarán habilitados para discapacitados.

- A estos se suman 97 urnas en embajadas y misiones diplomáticas, donde ya se ha emitido el voto.

- Para esta ocasión se registraron 32 listas electorales, pero a última hora se retiró el partido homófobo y antireformista Noam. En abril concurrieron 40 listas, de las que 11 obtuvieron representación.

- El primer ministro en funciones, Benjamín Netanyahu, que ha superado al emblemático David Ben Gurión con más tiempo en el cargo, se juega su quinto mandato (cuarto consecutivo).

- Durante la jornada electoral, 18.000 policías, agentes de seguridad privada y voluntarios estará desplegados en los puntos de votación, y agentes y unidades de civil patrullarán los puntos electorales.

- Participación en elecciones anteriores: 67,9% (abril 2019) y 71,8% (2015), la más alta desde 1999, cuando se alcanzó un 78,71%. Desde entonces ha oscilado entre 62,3% (2001) y 67,8% (2003).

Las principales listas electorales son:

- LIKUD, nacionalista y populista liderado por Benjamín Netanyahu.

- AZUL Y BLANCO (Kajol Lavan): principal coalición opositora, formada en febrero por la unión de los partidos Yesh Atid (Hay Futuro, de Yair Lapid), Resiliencia Israel (de Benny Gantz) y Telem. Centrista y con Gantz, ex jefe del Estado Mayor, como cabeza de lista.

- LISTA CONJUNTA: unión de cuatro partidos que representan a los ciudadanos árabe israelíes.

- ISRAEL NUESTRO HOGAR (Israel Beiteinu): Partido de Avigdor Lieberman, secular y nacionalista, potencialmente clave en la formación de gobierno.

- YAMINA: unión de partidos del sionismo religioso liderada por Ayelet Shaked (ex ministra de Justicia).

- JUDAÍSMO UNIDO DE LA TORÁ (Yahadut HaTora HaMeuhedet): judíos ultraortodoxos ashkenazíes (de origen europeo), liderados por el rabino Yaakov Litzman.

- SHAS: judíos ultraortodoxos mizrahíes (de Oriente Medio y norte de África), liderados por el rabino Aryeh Deri.

- LABORISMO-GUESHER: Alianza entre el histórico Partido Laborista con una fuerza de centro derecha pero con compromiso social.

- UNIÓN DEMOCRÁTICA: Alianza de partidos de izquierda y centro izquierda, liderada por Nitzán Horowitz, del pacifista Meretz.

- PODER JUDÍO (Otzmá Yehudit): es el partido más extremista que participa en la elección. Su líder es Itamar Ben Gvir.

Desde el pasado viernes ya no se pueden publicar encuestas de intención de voto, pero la campaña electoral continúa y voluntarios y simpatizantes seguirán mañana pidiendo el voto frente a los colegios electorales ya que no existe la denominada "jornada de reflexión". EFE y Aurora