Israel tiene el tercer mejor ecosistema de start-ups del mundo

Post thumbnailFoto: Pixabay
"Israel produjo creatividad, no en proporción a su tamaño, sino al de los peligros a los que se enfrentaba”. Esta frase fue mencionada por el ex Presidente de Israel y Premio Nobel de la Paz, Shimon Peres.

Una de los causas de tanto crecimiento tecnológico israelí en los últimos años ha sido la necesidad de resolver cientos de inconvenientes. Esta semana, Israel ha sido nombrado como el tercer ecosistema de start-ups a nivel mundial.

Según StartupBlink, el centro de investigación que evalúa los ecosistemas de innovación en 100 países y 1,000 ciudades a nivel mundial, Israel ha escalado del cuarto al tercer lugar en el ranking de 2020, compartiendo el podio con Estados Unidos y el Reino Unido.

En cuanto al ranking dentro de Israel, el área de Tel Aviv, conocida por ser el centro de la innovación israelí, fue clasificada como la séptima ciudad líder mundial para nuevas empresas en todo el mundo. El año pasado se ubicó en el sexto lugar.

En el último lustro, Jerusalén ha logrado convertirse en una ciudad referente en el espacio innovador israelí. La capital de Israel alcanzó el puesto 55 en el ranking internacional.

Entre las 200 principales ciudades del ecosistema de start-ups globales también tiene un lugar Haifa (puesto 143) y Beer Sheba (puesto 199). El resto de localidades israelíes que forman parte de las 1000 ciudades con mejor ecosistema de start-ups son Yokneam, Eilat y Ashdod.

Las tres principales ciudades del mundo se mantuvieron sin cambios en el ranking de 2020: la Bahía de San Francisco, Nueva York y Londres. Les siguieron Boston y Los Ángeles.

Desde StartupBlink expresaron que "Israel es conocida como la 'nación emergente' por una buena razón. Es un país relativamente pequeño que tiene un impacto sustancial en el ecosistema global de nuevas empresas".

El director del departamento de cooperación internacional con América Latina en la Autoridad de Innovación de Israel, Alan Hofman, sostuvo que "Israel está posicionado como uno de los ecosistemas más importantes del mundo, y con mayor influencia en el futuro de la economía mundial".

Alan Hofman indicó que "más allá de los datos duros de inversión, en investigación y desarrollo, cantidad de investigadores por cantidad de habitantes, cantidad de startups por millón de habitantes, el motivo del éxito es la calidad de las startups y la calidad del ecosistema".

Sobre el ecosistema israelí, Hofman piensa que tiene una singularidad. "Se caracteriza por tener altas cualidades en el rubro de manejo de información. En este mundo, en el cuál la data de información es el valor económico más importante para las empresas multinacionales, Israel tiene un ecosistema muy fuerte, número 1 en el mundo en este rubro. Esto coloca a Israel en el podio de los ecosistemas más importantes e influyentes a nivel tecnológico e industrial".