Israel recuerda a sus caídos en la jornada previa al Día de la Independencia

Post thumbnailBenjamín Netanyahu en la ceremonia del Día del Recuerdo Foto: GPO Kobi Gideon
Una sirena de un minuto en todo Israel dio comienzo esta noche al Día del Recuerdo a los Caídos y Víctimas del Terrorismo, que se conmemora hasta mañana a la noche y en el que el país homenajea a las víctimas que han dejado los diferentes conflictos a los que se ha enfrentado.

Durante las próximas 24 horas el país entero se paralizará, los israelíes visitarán a sus familiares en cementerios y múltiples actos oficiales tendrán lugar en recuerdo de los caídos.

Al finalizar la sirena, la misma que se utiliza para alertar sobre ataques aéreos, el presidente israel, Reuvén Rivlin, tomó la palabra en la ceremonia oficial en el Muro Occidental (Muro de los Lamentos), en Jerusalén, ante alrededor de mil personas, incluyendo a funcionarios del Gobierno, autoridades militares y familias de caídos.

"Que la memoria de los caídos, nuestros héroes, sea bendecida para siempre en nuestros corazones", declaró Rivlin en un emotivo discurso.

Además, tras referirse a la "profunda y dolorosa historia del Estado", prometió recuperar los restos de soldados desaparecidos en combate y aseguró, en relación al futuro del país, que Israel será "un Estado fuerte y seguro y al mismo tiempo justo y piadoso".

"Todo lo que hacemos se basa en una sola cosa: los hijos e hijas de este país", proclamó.

Estadísticas del Ministerio de Defensa indican que la cifra total de caídos hasta el momento es de 26.891, de los cuales 23.741 fueron identificados como caídos en guerra y 3.150 como víctimas de terrorismo.

Estos números no contabilizan las muertes desde la creación del Estado en 1948, sino desde la construcción del primer barrio judío fuera de las murallas de Jerusalén, en 1860.

Según las cifras oficiales, que incluyen a efectivos fallecidos por enfermedades u otras razones durante el servicio militar o llamados a la reserva, desde el Día de los Caídos del año pasado hasta hoy perdieron la vida 56 soldados y policías y 40 veteranos de guerra inválidos y lisiados que perecieron a causa de sus heridas.

Esta jornada de luto, llamada "Yom Hazicarón" en hebreo y que es uno de los días más tristes y emotivos del año en Israel, antecede la alegría que llega con el Día de la Independencia, que se celebrará el jueves de esta semana y, siguiendo la tradición judía, comenzará a festejarse al atardecer de la víspera.

Además de los actos oficiales y grandes reuniones de gente como la que se produce en la plaza Rabin en Tel Aviv, uno de los eventos más destacados es una ceremonia conjunta entre familiares de víctimas israelíes y palestinas, organizada cada año por ONG mixtas y que ha generado revuelo por el fallido intento del primer ministro, Benjamín Netanyahu, de prohibir el acceso a Israel a las familias palestinas que asistirán. EFE