Israel pide a Brasil que deje al Holocausto fuera de sus disputas políticas

Post thumbnailJair Bolsonaro y Abraham Weintraub Foto archivo: REUTERS/Adriano Machado
La Embajada de Israel en Brasil pidió que las alusiones al Holocausto sean dejadas de lado en las disputas políticas internas, después de un polémico comentario hecho por el ministro de Educación brasileño, Abraham Weintraub.

"Hubo un aumento de la frecuencia del uso del Holocausto en el discurso público, que de forma no intencional banaliza su memoria y la tragedia del pueblo judío", indicó la embajada en su cuenta en la red social Twitter.

"Por la amistad fuerte de 72 años entre nuestros países, pedimos que la cuestión del Holocausto quede al margen de la política y las ideologías", agregó la representación diplomática israelí.

La reacción fue en virtud de una comparación hecha por Weintraub con una operación de la Policía Federal, supervisada por la Corte Suprema, que investiga a seguidores del presidente Jair Bolsonaro por la supuesta difusión de noticias falsas y amenazas contra ese tribunal y el Parlamento.

También en Twitter, el ministro había escrito que esa operación representó un "día de la infamia, de la vergüenza nacional, y será recordado como la Noche de los Cristales brasileña".

Así se conoce a una violenta jornada de noviembre de 1938 en la Alemania nazi, en la que cientos de judíos fueron asesinados y unos 30.000 llevados a campos de concentración por las tropas de Adolf Hitler, que además destruyeron sus propiedades.

En la investigación que motivó esa comparación, Weintraub ha sido también citado a declarar, después de que fue difundido un video de una reunión de ministros, en el marco de otra pesquisa del Supremo que intenta establecer si Bolsonaro incurrió en abusos de autoridad.

En el caso del ministro, ha sido convocado para explicar una dura crítica que hizo en esa reunión ministerial a los magistrados del Supremo, a quienes tildó de "vagabundos" y sugirió que habría que llevarlos "a la cárcel".

Esa declaración fue una vuelta de tuerca más a la dura polémica que enfrenta a Bolsonaro con la Corte Suprema, que ha subido de tono en los últimos días al calor de operaciones que ese tribunal realiza con la Policía Federal como brazo investigador.

El propio mandatario criticó este jueves la operación realizada por la Policía Federal la víspera.

"Ver ciudadanos de bien tener sus hogares invadidos, por ejercer su derecho a la libertad de expresión, es una señal de que algo muy grave está sucediendo con nuestra democracia", escribió en sus redes sociales.

Este jueves, incidió en ese asunto y apuntó también a la Policía Federal, para afirmar que si bien no pretende "interferir" en ese organismo, "órdenes absurdas no se cumplen".

Hace unos meses, otros comentarios del ministro de Educación en referencia a China, refrendados por el diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del gobernante, también crearon un cierto malestar con las autoridades de Pekín, que llegó a calificarlos de "racistas".

En el caso de China, se trata del principal socio comercial de Brasil en el mundo, en tanto que el Gobierno de Bolsonaro mantiene una estrecha relación con Israel y, en particular, una absoluta sintonía ideológica con el primer ministro, Benjamín Netanyahu. EFE