Israel: “Los objetivos fueron alcanzados, la Jihad Islámica ha sido dañada”

Post thumbnailBatería antimisiles Cúpula de Hierro Foto: Portavoz del Ejército de Defensa de Israel
El Comando de la Retaguardia (“Pikud Haoref” o Defensa Civil) anunció el levantamiento de las restricciones de seguridad en gran parte del sur del país, excepto en la periferia de Gaza y en la zona del Consejo Regional Lajish.

Esto implica que las clases se reanudaron en las ciudades sureñas de Ashdod, Ashkelon y Beersheva, tras el alto el fuego alcanzado entre Israel y el grupo terrorista Jihad Islámica Palestina (JIP), a través de la mediación egipcia.

Una tensa calma regresa al país luego de dos días de lanzamientos de cohetes desde Gaza. En las próximas horas, el Comando de la Retaguardia decidirá sobre las restricciones en las comunidades israelíes fronterizas con  Gaza.

Una alta fuente política israelí le dijo a la radio estatal Kan que Israel logró sus objetivos operacionales en Gaza, incluyendo la destrucción de la infraestructura de la Jihad Islámica Palestina en el enclave costero y la eliminación de más de una veintena de terroristas.

“Israel no cedió nada. Quien nos dañe resultará dañado. No hay ningún cambio de política”.

“Israel logró sus objetivos en la operación, la Jihad Islámica Palestina fue dañada en forma significativa, hemos destruido mucha infraestructura y más de una veintena de terroristas han sido desbaratados”.

Un alto cabecilla de la Jihad Islámica Palestina confirmó que el cese del fuego con Israel para poner fin a los combates en Gaza entró en vigor a las 5:30 a.m. No obstante, continuaban esporádicamente los ataques con cohetes. Las sirenas antiaéreas se escucharon en las comunidades israelíes fronterizas con la Franja de Gaza.

El enviado de las Naciones Unidas para el Medio Oriente, el búlgaro Nickolay Mladenov, expresó que la ONU y Egipto trabajaron intensamente para evitar que la batalla entre Israel y la Jihad Islámica Palestina derivara en una guerra.

“Las próximas horas y los próximos días serán críticos. Todos deben mostrar la máxima moderación y aportar para evitar el derramamiento de sangre. El Oriente Medio no necesita más guerras”, manifestó Mladenov.