Israel lanzará un nuevo módulo espacial a la Luna: Bereshit 2

Post thumbnailFoto: SpaceIL
El presidente de la organización sin fines de lucro SpaceIL, Morris Khan, anunció que conducirá un nuevo intento de aterrizar un módulo espacial israelí en la Luna, que se denominará “Bereshit 2”. El equipo se reunirá mañana para comenzar la tarea. Khan tiene intenciones de reunir un nuevo grupo de donantes, y para ello designó el equipo que encabezará.

“Comenzamos algo y tenemos que terminarlo. Pondremos nuestra bandera en la Luna”, expresó Kahn.

El módulo espacial Bereshit (Génesis) debía alunizar el jueves pasado, pero minutos antes del aterrizaje se perdió el contacto con el aparato, que aparentemente se estrelló en la Luna. A pesar del fracaso del alunizaje, el módulo espacial convirtió a Israel en el séptimo país cuya nave espacial orbita la Luna.

La pequeña nave espacial, la primera en el mundo financiada en forma privada, se estrelló en la superficie de la Luna durante el intento de alunizaje, aparentemente debido a un desperfecto técnico que hizo que su motor principal se detuviera durante el descenso, haciendo que el módulo se precipitara prácticamente en caída libre.

El multimillonario Kahn, nacido en Sudáfrica, le dijo al Canal 12, que los trabajos comenzarán de inmediato.

"La respuesta que hemos tenido ha sido increíble. La cantidad de agradecimientos y cartas es increíble", aseveró. "Durante el fin de semana, tuve tiempo para pensar sobre lo que sucedió, y la verdad es que ver todo el aliento y el apoyo de personas de todo el mundo es increíble".

“Me dio tiempo para pensar y pensé que sería una pena dejar cosas así. He venido a anunciar un nuevo proyecto: Bereshit 2. Comenzamos algo y tenemos que terminarlo. Pondremos nuestra bandera en la Luna".

Tras el anuncio, la Industria Aeroespacial de Israel (IAI), que participó como socia en el proyecto Beresheet, declaró que tomará parte con gusto en los futuros emprendimientos de SpaceIL.

Kahn proporcionó una gran parte de los cien millones de dólares (370 millones de shekels) necesarios para montar y lanzar el módulo espacial, mediante un enfoque novedoso que implicó apenas una fracción del costo de los esfuerzos anteriores financiados por diferentes estados para arribar a la Luna.