Israel en duelo por el atentado: "Actuaremos con mano dura frente al terrorismo"

Post thumbnailSoldados israelíes cerca de la escena donde fue conseguido el cuerpo. Foto: REUTERS / Ammar Awad
En horas de la madrugada fue asesinado en un atentado terrorista el joven Dvir Sorek de 19 años.

El primer ministro Benjamin Netanyahu declaró sobre el asesinato: "Esta mañana nos llegó la noticia de un grave atentado de apuñalamiento. Las fuerzas de seguridad están ahora en labores de búsqueda para aprehender al terrorista y saldar cuentas. En mi nombre y de todo el gobierno envío condolencias a la familia".

Por su parte, el presidente Reuven Rivlin publicó en su cuenta de Twitter un mensaje en el que expresó que "nuestras oraciones esta mañana están con la familia del soldado asesinado y nuestros corazones están en duelo por la corta vida que fue interrumpida".

"Nuestras fuerzas de seguridad están persiguiendo a los asesinos y no descansaremos hasta que los consigan. Actuaremos con mano fuerte frente al terrorismo para asegurar el bienestar de nuestros ciudadanos en cualquier lugar donde estén", agregó.

El presidente de la Knesset, Yuli Edelstein, se pronunció también sobre el atentado y envío "un abrazo de condolencia a la familia del asesinado esta noche". Asimismo, Edelstein consideró que "nuestra respuesta debe ser contundente: aplicar la soberanía israelí sobre todos los asentamientos, comenzando por Gush Etzion".

El ex comandante del ejército y actual líder del partido Kajol Laván, Benny Gantz, envió también sus condolencias a la familia de la víctima y dijo que "las fuerzas de seguridad sabrán alcanzar a los despreciables terroristas, vivos o muertos".

El líder del partido Israel Beitenu y ex ministro de Defensa, Avigdor Liberman, aprovechó la noticia del atentado para enfatizar sus críticas al gobierno de Netanyahu: "Rendirse frente al terrorismo en Gaza lleva a que hayan atentados en Jerusalén y Judea y Samaria. En las fuerzas de seguridad saben sobre decenas de intentos de perpetrar atentados contra judíos, guiados por el Hamas en la Franja de Gaza".

Liberman consideró que el supuesto acuerdo de cese al fuego entre Israel y Hamas es "un eufemismo de rendirse ante el terrorismo y de la política del actual gobierno de comprar calma a corto plazo mientras sacrifica la seguridad de los ciudadanos de Israel a largo plazo".

El ex ministro de Educación, Naftali Bennett, dijo que "era una mañana demasiado difícil de soportar. Un joven excelente, al comienzo de su vida, fue asesinado otra vez por nuestros despreciables enemigos".

Bennett dijo que las palabras "saldaremos cuentas" carecen más que nunca de significado: "El asesino estará en la cárcel en buenas condiciones, su casa no será destruida, su recompensa de asesinato le llegará todos los meses. Así no se saldan cuentas realmente".

Israel Gantz, jefe del Consejo de Binyamin en Judea y Samaria, donde vivía la víctima dijo que "la municipalidad acompaña a la familia desde el momento en que se supo la noticia y la ayudará con todo lo que sea necesario".

Asimismo, aseguró que "la insoportable facilidad con la que un terrorista puede asesinar a lo más preciado debería conmocionar a todo Israel" e hizo un llamado al primer ministro Netanyahu a "ocuparse con firmeza de la raíz de las infraestructuras terroristas, garantizar el bienestar y la seguridad de los residentes de Judea y Samaria y aplicar la soberanía israelí con hechos y no con palabras".