Israel abatió dos terroristas de la Jihad Islámica y cuatro pro-iraníes en Siria

Post thumbnailSeis milicianos pro-iraníes muertos en un ataque israelí al sur de Damasco Foto: Reuters Marketplace - DPA Multimedia Wire
Seis combatientes de las milicias pro-iraníes murieron en un ataque aéreo israelí anoche contra posiciones militares al sur de Damasco, reportó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una organización no gubernamental (ONG) con sede en Londres, pero con una amplia red de colaboradores en el terreno.

El Observatorio confirmó que de las seis bajas fatales dos eran palestinos, miembros de la organización terrorista Jihad Islámica Palestina (JIP), y cuatro pertenecían a otras milicias pro-iraníes, entre ellos un sirio. La identidad de los otros tres no fue reportada inmediatamente.

Los ataques aéreos israelíes hicieron impacto en áreas donde están emplazadas las tropas del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica iraní y la Jihad Islámica Palestina, al sur de Damasco, a unos pocos kilómetros del Aeropuerto Internacional Damasco, puntualizó el Observatorio.

La Jihad Islámica Palestina, un grupo armado y financiado por Teherán, reconoció que dos de los muertos pertenecían a su organización y los identificó como Salim Salim, de 24 años, y Ziad Mansour, de 23 años, sin precisar sus nacionalidades ni sus roles. La JIP prometió vengar la muerte de los dos terroristas.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) lanzaron ataques, en la madrugada del lunes, en Siria y Gaza en represalia por el lanzamiento de alrededor de 30 cohetes y proyectiles de mortero contra ciudades y pueblos del sur israelí. Aproximadamente la mitad de los cohetes y proyectiles fueron interceptados en el aire por las baterías antimisiles Cúpula de Hierro, apuntó el vocero militar. El resto cayó en espacios abiertos sin provocar heridos ni daños materiales.

Además de atacar instalaciones de la Jihad Islámica al sur de la la capital siria, las FDI bombardearon varios bases del grupo terrorista en Gaza.

El vocero castrense añadió que fue atacada una célula de la Jihad Islámica Palestina cuando se disponía a lanzar cohetes desde el norte de la Franja de Gaza.

El Frente de la Retaguardia (Pikud Haoref), o Defensa Civil, de las FDI emitió una serie de instrucciones de precaución para el sur de Israel en caso de que se renueven los combates, suspendiendo las clases, prohibiendo la congregaciones masivas en lugares públicos, cerrando carreteras aledañas a Gaza y suspendiendo el servicio de trenes en la zona.

Los combates comenzaron tras la eliminación de al menos un miembro de la Jihad Islámica Palestina que fue avistado in fraganti cuando estaba plantando una bomba en la valla fronteriza entre Gaza e Israel.