Israel, a la cabeza de la detección precoz del Parkinson

Un nuevo método rastrea las etapas iniciales de agregación de las proteínas que están involucradas en el desarrollo de la enfermedad neurodegenerativa.
Post thumbnailFoto ilustrativa: Wikimedia Commons
Fuente: es.israel21c.org 

Un estudio conjunto hecho por científicos israelíes, ingleses y alemanes reveló un nuevo método para detectar la agregación al cuerpo de la proteína alfa-sinucleína, lo que inicia la enfermedad de Parkinson. El trabajo fue publicado en la revista Acta Neuropathologica.

La detección temprana podría permitir un tratamiento más efectivo para esta enfermedad neurodegenerativa progresiva e incurable que afecta el habla, la postura, marcha, digestión, sueño, control de impulsos y cognición de aproximadamente once millones de personas en todo el mundo.

Cuando un paciente es diagnosticado con Parkinson, hasta el 80 por ciento de las células dopaminérgicas en la parte inferior del cerebro ya están muertas, posiblemente debido a la toxicidad resultante de la aparición de la alfa-sinucleína.

«Desarrollamos un nuevo método para rastrear las etapas iniciales de agregación de alfa-sinucleína. Utilizamos microscopía de súper resolución y un análisis avanzado», afirmó Uri Ashery, coautor del estudio y director de la Escuela de Neurociencia Sagol de la Universidad de Tel Aviv (TAU).

El científico explicó que, junto a sus colaboradores en la Universidad de Cambridge que desarrollaron un modelo de ratón especial para la enfermedad de Parkinson, pudieron detectar diferentes etapas de la agregación de esta proteína. “Correlacionamos la agregación con el deterioro de la pérdida de actividad neuronal y los déficits en el comportamiento de los ratones. Este es un avance significativo en el mundo de la investigación de Parkinson”. añadió.

Por su parte, la coautora Dana Bar-On, de la Escuela de Neurociencia Sagol, dijo que el nuevo método de detección temprana también se puede usar para monitorear los efectos de los medicamentos en la agregación de alfa-sinucleína.

Investigadores de la TAU y del Instituto Max Planck en Gotinga (Alemania) pudieron ilustrar el efecto de un fármaco específico en esta agregación de proteínas, y correlacionaron estos resultados con la normalización del fenotipo de Parkinson en los ratones.

«Esperamos que esta investigación se pueda implementar para su uso en el diagnóstico temprano de Parkinson en pacientes – confesó Bar-On – Hoy estamos trabajando para implementar los métodos de manera mínimamente invasiva con los pacientes de Parkinson».

Los científicos planean ampliar su investigación a los familiares de pacientes con enfermedad de Parkinson. «Al detectar agregados que utilizan métodos poco invasivos en familiares de pacientes con enfermedad de Parkinson, podemos brindar detección e intervención tempranas, y la oportunidad de rastrear y tratar la enfermedad antes de que se detecten los síntomas», dijo Ashery, que ya dirigió varios estudios pioneros sobre enfermedades neurológicas.

En 2017, informamos sobre el estudio de Ashery que muestra que los tratamientos con oxígeno hiperbárico pueden mejorar los síntomas experimentados por las personas con Alzheimer.​