Irán lanzó un misil contra un dron de EEUU antes del ataque a los petroleros

Post thumbnailPetrolero atacado en el Mar de Omán Foto: CentCom EE.UU.
Una fuente estadounidense manifestó que Irán disparó un misil tierra-aire contra un dron norteamericano poco antes del ataque a los dos barcos petroleros en el Golfo de Omán, señala un reporte de la cadena estadounidense CNN. “En las horas previas al ataque a los dos petroleros en el Golfo de Omán el jueves, los iraníes divisaron un avión no tripulado estadounidense que volaba por encima de ellos y lanzaron un misil tierra-aire”, expresó un funcionario estadounidense. “El misil erró el dron y cayó al agua” agregó.

Otro responsable norteamericano apuntó que Irán no atacó por casualidad un petrolero propiedad de una compañía japonesa, en el momento en que el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, estaba visitando Irán. Según el funcionario, el hecho indica que la República Islámica se niega a dialogar.

Fuentes árabes reportan la caída de un cohete en la área de Al Jadriyah, en el corazón de Bagdad, zona que alberga la embajada norteamericana en la capital iraquí. No hay reporte de heridos ni daños materiales. Paralelamente, hay informes sobre tres proyectiles de mortero que cayeron en una zona de la base aérea Balad de la Fuerza Aérea iraquí, 60 kilómetros al norte de Bagdad. No hay reporte de heridos. En la base operan también empresas extranjeras.

Durante una entrevista ofrecida al canal Fox News, el presidente norteamericano, Donald Trump, se refirió al vídeo publicado por el ejército de EE.UU. en el que se ven soldados iraníes intentando quitar una mina lapa sin explotar que había sido adherida a uno de los petroleros atacados en el Golfo de Omán. Trump estimó que Irán no cerrará el estrecho de Ormuz.

Mientras tanto, el ministro de Exteriores saudita, Adel al Jubeir, le dijo a la CNN que “no tenemos ninguna razón para estar en desacuerdo” con la evaluación de que Irán estuvo detrás de los ataques. El Ministro de Exteriores británico, Jeremy Hunt, manifestó: "Nuestra propia evaluación nos lleva a concluir que la responsabilidad de los ataques recae casi seguro en Irán”.

"Estos últimos ataques se basan en un patrón de comportamiento desestabilizador de Irán y representan un grave peligro para la región", añadió Hunt El ministro instó a Teherán a detener de inmediato la actividad subversiva que constituye un grave peligro para la región.