“Irán envía dispositivos avanzados a Hezbollah para dotar a sus misiles de mayor precisión”

Post thumbnailTropás de Hezbollah desfilan en el Líbano
Irán ha incrementado el envío de armas avanzadas al grupo terrorista libanés chií Hezbollah, apuntan fuentes de inteligencia estadounidenses y occidentales citadas por el canal Fox News.
De acuerdo con la cadena norteamericana Fox News, uno de los cargamentos arribó al Líbano hace apenas tres días, transportando componentes de GPS para convertir cohetes aleatorios en misiles guiados de precisión, aumentando la amenaza para Israel.
Un avión de carga iraní despegó del Aeropuerto Internacional Teherán el martes a las 9:33 a.m. con destino desconocido. Arribó a Damasco y continuó hacia Beirut, donde aterrizó a las 2 p.m., señala el software de seguimiento de vuelos citado por Fox News.
Al día siguiente, el avión abandonó Beirut y voló hacia Doha, la capital de Qatar, aterrizando allí después de la medianoche del jueves. Regresó a Teherán a las 6:31 p.m.
El mes de septiembre pasado, durante su discurso ante la Asamblea General de la ONU, el primer ministro Benjamín Netanyahu, reveló que Hezbollah está construyendo una
Infraestructura subterránea para la conversión de misiles tierra-tierra en misiles de precisión, cerca del Aeropuerto Internacional Rafic Hariri en Beirut, con la asistencia de Irán.
"En el Líbano, Irán está dirigiendo a Hezbollah para la construcción de sitios secretos para la conversión de proyectiles inexactos en misiles guiados de precisión. Misiles que pueden atacar a Israel con una precisión de diez metros [de error]", puntualizó Netanyahu.
"Hezbollah está utilizando deliberadamente a las personas inocentes de Beirut como escudos humanos. Han instalado tres de estos sitios de conversión de misiles al lado del Aeropuerto Internacional de Beirut", expuso el primer ministro.
En respuesta, el cabecilla de Hezbollah, jeque Hassan Nasrallah, aseguró que su organización cuenta ahora con "misiles... muy precisos" y que, si Israel impone una guerra en el Líbano, "enfrentará un destino y una realidad que nunca habría esperado".
Poco más tarde, Netanyahu desestimó las amenazas de Nasrallah y advirtió: "Si nos confrontan, sufrirán un golpe aplastante a niveles que no pueden ni siquiera imaginar".