Irán dice que no perdió ningún avión en el Estrecho de Ormuz

Post thumbnailNaves de la Guardia de la Revolucionaria de Irán en el Estrecho de Ormuz Foto: sayyed shahab o din vajedi akkasemosalman.ir Wikimedia CC BY 4.0
Las Fuerzas Armadas de Irán alegaron hoy que su misión es "legítima" y que protegen la seguridad en el Golfo Pérsico, después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, denunciara "acciones hostiles" contra los buques que navegan en esta zona estratégica.

El portavoz de las Fuerzas Armadas, el general de brigada Abdolfazl Shekarchi, arguyó que cumplen durante sus misiones con "los estándares internacionales".

"La seguridad, el control y la protección del golfo Pérsico y del Estrecho de Ormuz son su deber legal (de las Fuerzas Armadas)", agregó el portavoz, citado por la agencia semioficial Tasnim.

Shekarchi también rechazó, como hizo previamente el Ministerio de Exteriores, que un buque de asalto estadounidense derribara el jueves un avión no tripulado iraní.

"Todos los drones iraníes en el golfo Pérsico y el Estrecho de Ormuz fueron identificados y regresaron a sus bases de modo seguro después de su misión de vigilancia", aseveró.

Poco antes, el viceministro iraní de Exteriores, Abas Araqchí, dijo en su cuenta de Twitter que Irán no ha perdido "ningún avión no tripulado en el Estrecho de Ormuz ni en ningún otro lugar".

"¡Me preocupa que el USS Boxer haya derribado sus propios aviones no tripulados por error!", añadió con cierta sorna.

Trump explicó el jueves que un proyectil disparado desde el buque de asalto anfibio estadounidense Boxer abatió el dron iraní cuando se encontraba a casi un kilómetro de distancia.

"Esta es la última de las muchas acciones provocativas y hostiles por parte de Irán contra buques que navegan en aguas internacionales", denunció el mandatario estadounidense.

La tensión ha escalado en el golfo Pérsico en los últimos meses debido a que se han producido sabotajes y ataques a petroleros y busques cisterna de los que EEUU ha responsabilizado a Irán.

Las autoridades iraníes han negado cualquier implicación en estos incidentes pero sí se atribuyeron el derribo el pasado junio de un avión no tripulado estadounidense que, según Teherán, violó su espacio aéreo.

Ayer, el comandante en jefe de la Guardia Revolucionaria iraní, Hosein Salamí, advirtió de que "un error de cálculo de los enemigos conducirá al cambio de estrategia de Irán de defensiva a ofensiva".

La Guardia Revolucionaria iraní fue designada el pasado abril grupo terrorista por Washington y Teherán, en reciprocidad, declaró terroristas a las tropas estadounidenses desplegadas en Oriente Medio. EFE y Aurora