Irán advierte que está preparado para una guerra con EEUU

Post thumbnailGeneral Amir Hajizadeh Foto: Agencia de Noticias Tasnim Wikimedia CC BY 4.0
El comandante de los Guardianes de la Revolución de Irán Amir Ali Hajizadeh advirtió este domingo de que las bases militares y los barcos estadounidenses en el Golfo Pérsico están al alcance de los misiles iraníes.

"Además de las bases estadounidenses en la región, tenemos todas sus embarcaciones, incluidos buques de guerra, a una distancia de hasta 2.000 kilómetros al alcance del fuego de nuestros misiles", dijo el comandante de la División Aeroespacial de los Guardianes.

Hajizadeh afirmó asimismo que están "vigilando constantemente" las naves estadounidenses, según las declaraciones publicadas por la agencia semioficial Fars.

"En cualquier punto en el que estén, es suficiente que se prenda la chispa de la guerra para que ataquemos sus naves", amenazó.

El comandante citó como eventuales objetivos los buques de guerra estadounidenses en el mar de Omán y sus bases militares en Qatar y Emiratos Árabes Unidos.

Aunque indicó que en su opinión EEUU no busca un conflicto, subrayó que Irán ha desarrollado su capacidad defensiva y está "preparado para una gran guerra".

Estas declaraciones coinciden con las acusaciones hechas por el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, sobre la responsabilidad de Irán en los ataques con drones contra la petrolera estatal saudita Aramco.

Los ataques, que supusieron una reducción de cerca del 50 % en la producción de crudo de Aramco, fueron reivindicados por los rebeldes hutíes yemeníes, que cuentan con el apoyo de Irán.

No obstante, el Ministerio de Exteriores iraní negó hoy la implicación de su país en los citados ataques y denunció,  lo que según su opinión son, planes de servicios de inteligencia para "destruir la imagen" de Irán.

La tensión entre Teherán y Washington ha escalado desde que EEUU se retiró del acuerdo nuclear de 2015 y volvió a imponer sanciones el año pasado a Irán, incluido a su sector petrolero.

A esto se ha sumado una creciente inestabilidad en el Golfo Pérsico, donde se han registrado en los últimos meses ataques a barcos y el derribo por parte de la Guardia Revolucionaria de un dron estadounidense. EFE y Aurora