Irán abandona el cumplimiento de las limitaciones a su programa atómico

Post thumbnailHassan Rohaní Foto archivo: Tasnim News Agency [CC BY 4.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/4.0)]
El Gobierno iraní anunció este domingo que deja de cumplir en la práctica con las limitaciones impuestas a su programa atómico por el acuerdo nuclear de 2015, aunque continuará cooperando con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Según el comunicado oficial, el quinto y definitivo paso de reducción de compromisos nucleares "elimina la última restricción técnica que quedaba, que era el límite en el número de centrifugadoras", que era de unas 6.100 para la producción de uranio.

El programa nuclear de la República Islámica de Irán no enfrenta así restricciones operativas a la capacidad y el porcentaje de enriquecimiento de uranio, la cantidad de material enriquecido y la investigación y el desarrollo.

A partir de ahora, el programa nuclear de Irán se desarrollará únicamente en función de sus "necesidades técnicas", agregó el texto, publicado tras una reunión del Gabinete presidido por Hassan Rohaní.

Pese a dejar de cumplir con las limitaciones, el Ejecutivo iraní no anunció su retirada del histórico pacto, que sí fue abandonado por en mayo de 2018 por Estados Unidos, que reimpuso además sanciones a Irán.

Irán empezó en mayo pasado a dejar de cumplir gradualmente sus compromisos nucleares y a dar ultimátums de dos meses al resto de firmantes del acuerdo (Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania) para que contrarrestaran las sanciones estadounidenses,

MANTIENE LA COOPERACIÓN CON EL OIEA

La cooperación de Irán con el OIEA continuará como antes, informó la nota oficial, lo que indica que las autoridades persas seguirán permitiendo las inspecciones de los expertos del organismo internacional.

El OIEA tiene el deber de verificar el cumplimiento del acuerdo nuclear y la implementación del Tratado de No Proliferación (TNP) y de los acuerdos de salvaguardas (controles) del programa atómico iraní.

El Gobierno iraní también adelantó que regresará a sus compromisos nucleares si se levantan las sanciones y el país se beneficia de sus intereses consagrados en el pacto.

Las autoridades iraníes ya superaron a principios de julio tanto el límite de 300 kilos de reservas almacenadas de uranio como el nivel de enriquecimiento del 3,67 %, alcanzado una pureza del 4,5 %, que ahora puede ser incluso superada.

Teherán ha asegurado que es capaz de volver a enriquecer uranio al 20 % rápidamente ya que alcanzó antes de la firma del pacto ese nivel que es, no obstante, muy inferior al necesario para desarrollar la bomba atómica.

También se ha superado el límite de almacenamiento de agua pesada, se ha puesto en funcionamiento centrifugadoras avanzadas IR-4 e IR-6, cuando el JCPOA solo permite usar las de primera generación, y se ha empezado a enriquecer uranio en la planta de Fordo. EFE