Informe: Netanyahu considera despedir a su ministro de Transporte

Post thumbnailBezalel Smotrich Foto: Knéset
El primer ministro, Benjamín Netanyahu, estaría considerando despedir al titular del Ministerio Transporte, Bezalel Smotrich, uno de los dos ministros del partido Derecha Unida, que componen su gobierno interino.

Netanyahu ha estado manteniendo reuniones en la Oficina del Primer Ministro, en Jerusalén, estudiando la posibilidad de echar a Smotrich, señala un reporte del Canal 12.

Al primer ministro se le estaría agotando la paciencia, sugieren algunos observadores.

Ayer, domingo, Smotrich  criticó duramente a Netanyahu por su manejo de los disturbios, provocados por alborotadores musulmanes en el Monte del Templo de Jerusalén, como así también la decisión de la Justicia de prohibir un concierto haredí (ultra ortodoxo), que incluía la separación de sexos, en la ciudad norteña de Afula.

Las tensiones entre el partido Likud, liderado por Netanyahu, y la Nueva Derecha, están creciendo de cara a las elecciones previstas para el 17 de septiembre, en tanto que ambas agrupaciones políticas luchan por ganarse el favor de prácticamente el mismo electorado.

Dirigentes de la Derecha Unida apuntan que las discusiones de Netanyahu con altos dirigentes del Likud sobre un eventual despido de Smotrich indica sus intenciones de buscar formar un gobierno de unidad con la alianza de centro Azul y Blanco, liderada por el ex jefe del Estado Mayor, Benny Gantz, para después de las elecciones.

“Las amenazas de Netanyahu de despedir a Smotrich son la prueba de que tiene en vista formar un gobierno con Gantz”.

“El tratamiento humillante de Netanyahu hacia el sionismo religioso está a la orden del día. Siempre nos usa y luego nos tira. El hecho de que incluso osa discutir el despido de Smotrich demuestra que Netanyahu ha decidido formar un gobierno con la izquierda. Nunca hubiera soñado con despedir a Kahlon o Liberman, quienes lo han criticado sin remordimientos".

El domingo, la Policía de Israel cerró inicialmente el Monte del Templo a los visitantes judíos, durante las masivas plegarias musulmanes. Luego, de un breve enfrentamiento con un grupo de manifestantes de esa fe, cuando la gran mayoría de los feligreses mahometanos se había retirado, las fuerzas del orden reabrieron el lugar sagrado a los visitantes hebreos.

Smotrich condenó, en un mensaje de Twitter, a Netanyahu por el cierre inicial. Luego sugirió que gracias a su presión, el primer ministro reabrió el sitio. Una afirmación que fue rechazada de plano por el ministro de Seguridad Pública, Gilad Erdan.

Luego, el ministro de Transporte volvió a usar su arma definitiva: el Twitter, esta vez para condenar a Netanyahu y su Gobierno por no intervenir luego que un Tribunal del Distrito Jerusalén prohibiera un concierto ultra ortodoxo en Afula, debido a que obligaba a mujeres y hombres a sentarse en lugares separados.

"Si tan solo se pudiera esperar que el primer ministro venga en defensa del público religioso y llame al Fiscal General, cuya gente dirige esta coerción secular fundamentalista, para que ponga orden. Pero ahora está ocupado buscando sus escaños y no tiene tiempo para lidiar con esta difícil situación", escribió Smotrich.

''Un sistema judicial estúpido. Lo siento, a pesar de mi posición, no puedo encontrar una palabra más refinada. Una idiotez progresista fundamentalista. Y dado que somos partidarios de este gobierno, no nos ayudará trasladar la responsabilidad a los juristas, un primer ministro débil con el 100 por ciento de esta locura sucediendo en su mandato. Cero de liderazgo. Gobierno cero. [La Fiscal General Adjunta] Dina Zilber es la verdadera primera ministra", recriminó Smotrich.