Informe: la autopsia halla grandes cantidades de alcohol en el cuerpo del etíope israelí muerto por un policía

Post thumbnailEl joven israelí de origen etíope Salomon Tekah
La autopsia del joven etíope israelí Solomon Tekah, que murió, en el mes de junio, por un disparo efectuado por un policía que estaba fuera de servicio, revela que en el momento del incidente  el muchacho tenía elevados niveles de alcohol en su cuerpo, señala un reporte del Canal 2 de la televisión.

La muerte de Tekah, de 19 años, desató numerosas protestas masivas en contra de la discriminación, la brutalidad policial y la supuesta política de “gatillo fácil” de la institución encargada de proteger el orden público.

El oficial que efectuó el disparo fue liberado el miércoles pasado, bajo condiciones restringidas, tras confirmarse por parte de los peritos de balística la versión del agente de que la bala letal rebotó en el suelo antes de alcanzar trágicamente el pecho de Tekah.

El Canal 2 reportó que el cuerpo de Tekah tenía dos veces la cantidad de alcohol definida legalmente como intoxicación. En su sangre también había huellas del uso de cannabis previo al disparo.

Un experto citado por la estación televisora manifestó que la combinación de ambas sustancias podría haber provocado una conducta violenta y falta de juicio.

Los nuevos hallazgos refuerzan el testimonio del policía;  pero aún no definen si su decisión de abrir fuego estaba justificada en dichas circunstancias.

El oficial dijo que estaba caminando con su mujer y su hija cuando intervino para tratar de detener una reyerta callejera. Se identificó como policía, pero tres de los jóvenes comenzaron a arrojarle piedras. Sintió que su vida estaba en peligro. Entonces, sacó su arma reglamentaria y efectuó un disparo al piso para tratar de dispersarlos.

El abogado del oficial pidió la reintegración inmediata de su cliente en la institución policial.

En cambio la familia de Tekah manifestó que ha perdido toda la confianza en el Departamento de Investigaciones Internas de la Policía, y rechaza los resultados de los exámenes de los peritos sosteniendo que se trata de un intento de eximir de toda culpa al oficial responsable del “asesinato” del adolescente.